No sólo sus dimensiones impresionan. La nueva promoción de Plaza 14 aúna un conjunto de características que hacen de este edificio todo un objeto de deseo

104 metros de altura repartidos en 30 plantas, 285 viviendas, otros tantos trasteros y 441 plazas de garaje distribuidas en otras cinco plantas. Estos datos de presentación dan una idea de las hechuras que tendrá Torre Zaragoza, cuya construcción ya ha comenzado y estará situada en la confluencia de Avda. Navarra y calle Rioja.

Pero no es únicamente su altura lo que la hace singular. Esta torre de viviendas, que estará lista en 36 meses, integra exigentes técnicas constructivas y materiales de última generación con el objetivo de aplicar los estándares Passivhaus en su ejecución: Superaislamiento de la envolvente, cubierta y solera del edificio; ausencia de puentes térmicos, hermeticidad al aire, ventilación mecánica y carpintería interior de altas prestaciones. De esta labor se encargará el despacho Ingennus Urban Consulting, autor del proyecto.

El resultado será un edificio que, además de aportar personalidad por su imponente físico, asegurará a sus habitantes mejor calidad de aire interior, así como mayor confort térmico y acústico. Todo ello con un ahorro de hasta el 80% en el consumo de calefacción y refrigeración, esto último no sólo lleva aparejado una factura más baja, sino la reducción del consumo de recursos energéticos, clave del desarrollo sostenible en cualquier actividad humana.

Los propietarios de Torre Zaragoza, además de ahorrar, también podrán disfrutar de sendas piscinas (una de ellas en planta 18), ponerse en forma en el gimnasio, jugar al pádel o pasear por sus zonas verdes.

En cuanto a las 285 viviendas que componen la promoción, sus tamaños oscilan entre 68 y 168 m² útiles, con terrazas desde 8,8 hasta 168 m². El programa Designa 14 permitirá decidir entre una variedad de elementos y acabados para hacer los interiores a gusto de los futuros propietarios. Mención especial merecen los cinco áticos situados en las plantas 29 y 30 que, por su distribución, diseño y espacio exterior (protegido del viento) suponen todo un lujo, empezando por el privilegio que otorgarán sus vistas, inéditas en un edificio de viviendas en Zaragoza.

Sin duda Torre Zaragoza va a suponer el punto de partida en la concepción del urbanismo de futuro, entendiendo que grandeza y vanguardia deben ir asociados a sostenibilidad.