En nuestro repaso habitual a las publicaciones y contenidos de los blogs inmobiliarios que consideramos interesantes en el mercado inmobiliario, nos hemos encontrado con un artículo de Javier Caudillo de la inmobiliaria oscense Pirineos Casa que nos ha hecho reflexionar.

El título nos ha dejado impactados.

El miedo a perder el control

La verdad es que inicialmente y antes de su lectura que te recomendamos, pensábamos que haría referencia a los miedos que una operación inmobiliaria determinada podría generar desde el punto de vista del agente inmobiliario.

Pero … nada más lejos de la realidad.

El punto de vista de Javier nos parece interesantísimo.

Situarse en la posición de un propietario que quiere vender su inmueble.

La necesidad de Javier de vender una vivienda proveniente de una herencia en una zona que no conoce, le ha hecho situarse en el punto de vista de un cliente, que podría ser de cualquier inmobiliaria, y así testar los procesos y los pasos que se producen en una operación inmobiliaria.

Y la verdad es que las sensaciones y experiencias que ha vivido durante el proceso, distan mucho de ser agradables.

miedo-perder-control-operacion-inmobiliaria

La primera sensación ha sido el miedo.

Miedo a no tener el control, aunque este punto puede ser entendible ya que habitualmente es Javier el que controla los pasos en la compraventa.

La segunda ha sido la desinformación.

Y es que, desde que hizo el encargo a una agencia local en la zona donde estaba situado el inmueble, hasta que apareció un cliente interesado en adquirir la vivienda, Javier lo define como desinformación.

Y la tercera ha sido la necesidad de un cambio.

Aprovechar toda esa experiencia negativa, vivida en primera persona, para entender qué procesos de su propia gestión inmobiliaria podría optimizar para mejorar la atención a sus clientes y que resumimos en estos consejos extraídos de su propia opinión:

Hay que generar confianza en el cliente que quiere vender una vivienda.

Puede parecer una primera medida de perogrullo, pero a veces las cosas más sencillas son las más complicadas de conseguir.

Escuchar sus necesidades e intereses, hablar, responder a sus dudas e informar de los pasos parecen medidas innegociables en este punto y que hay que llevar a cabo sí o sí.

La importancia de la información en la venta de un inmueble.

Lo que no comunicas, no existe.

Esta frase resume perfectamente el punto de vista de un cliente que solo tendrá en cuenta aquello que le traslademos.

Por lo tanto, no hay que dar nada por sentado y explicar más y mejor cada paso del proceso de venta, que pueden parecernos obvios,  pero no los son para el cliente que nos ha encargado la venta de su vivienda, porque para él pueden ser completamente desconocidos.

Un buen punto de partida.

La verdad es que no podemos estar más de acuerdo con Javier y su fantástico testimonio acerca de su nueva visión conforme al trato con sus clientes.

generar-confianza-clienteNo es algo que antes no se hiciera, ni mucho menos, pero a veces debido a un exceso de carga en el trabajo, ya sea por llamadas, visitas, etc… puede darse el caso de no realizarse un seguimiento lineal y más directo con el cliente y puede derivar a un proceso un poco más escalonado o no tan dinámico.

Y precisamente esto es lo que se debe evitar.

Los agentes de la propiedad inmobiliaria, por lo general, siempre han destacado por su trato y cercanía de cara a sus clientes y por intentar comunicar con transparencia todos los detalles de una determinada operación inmobiliaria.

Muchas de estas grandes virtudes son obviedades, pero además de profesionales, somos humanos y podemos caer fácilmente en estos errores.

3 cosas que tiene que hacer un agente inmobiliario en la venta de un inmueble

Por ello, y con la ayuda del testimonio de Javier Caudillo, hemos querido compartir con vosotros algunas de las que podrían ser las características más recalcables a la hora de tratar con nuestros clientes durante cualquier proceso, trato o transacción profesional:

Saber transmitir confianza al cliente que quiere vender una vivienda.

Una de las características más importantes es saber transmitir CONFIANZA al cliente en cuestión.

Muchas veces hay que partir de la base de que el cliente no conoce al profesional que le está asesorando y es por ello por lo que hay que hacerle ver que cada paso que se realiza.

Que lo que se busca es trabajar de una manera correcta y eficaz de cara a sus intereses.

La importancia de la transparencia en una operación inmobiliaria

La segunda característica también es muy importante en todo proceso y tiene una relación directa con la anterior, estamos hablando de la TRANSPARENCIA.

Cada paso que damos hay que transmitirlo, intentar buscar que el cliente este siempre informado en cada proceso y en cada cambio que pueda surgir.

Se asimila mejor la información si se comparte poco a poco y no toda en una única llamada.

La importancia de la comprensión de la información de un cliente que quiere vender una vivienda.

Por último podríamos destacar la COMPRENSIÓN.

Hay que saber ponerse en el papel del cliente y darnos cuenta de que muchas veces puede que no comprenda la información que le estamos transmitiendo debido a algún tecnicismo, contrato o directamente al desconocimiento de un determinado proceso de venta de un inmueble.

Estas podrían ser algunas de las características más importantes a la hora de mantener el trato con un cliente determinado, el cual seguramente quedará satisfecho con los servicios prestados, si recibe este trato profesional.

Por que en la venta de una vivienda, hay errores que no se deben cometer por parte de los clientes y… por las agencias inmobiliarias.

Para más información

Os animaos a visitar la web de Pirineos Casa si estáis interesados en leer más artículos de interés del mundo inmobiliario, además de poder conocer toda su amplia oferta en inmuebles.