Porque cuando se trata de tu casa no vale cualquier cosa, GIZ nos cuenta los beneficios de contratar una agencia inmobiliaria ¿Los conocías?

¿Por qué recurren los particulares a una agencia inmobiliaria para vender o comprar su casa? Contratar una agencia inmobiliaria para comprar o vender una casa por parte de un particular tiene sus beneficios y sus inconvenientes.

Entre las principales ventajas, el vendedor particular opta por una agencia por la gran importancia que otorga al posicionamiento propio de la agencia en Internet, al asesoramiento legal y fiscal que le aporta desde el comienzo del servicio hasta el momento de la escritura ante notario, y la ayuda relacionada con identificar el precio justo de su propiedad en el momento de la operación. “Unos servicios por los que sí pagan gustosamente los honorarios de una agencia”.

En el lado opuesto, el propietario valora escasamente la ayuda que una agencia pueda prestarle a la hora de realizar los trámites necesarios ante las administraciones públicas y contratación de suministros. Al igual que tampoco cree relevante que el agente tenga o no oficina a pie de calle. Desde Gestión Inmobiliaria Zaragoza (G.I.Z.), te recomendamos elegir la agencia o agente inmobiliario que más cerca se encuentre de tu casa, que acredite una experiencia y formación contrastada y que colabore con el resto de inmobiliarias de la zona (MLS´s locales) por los siguientes motivos:

– SITUACIÓN: La localización de la vivienda es un factor esencial que fija su valor en el mercado, así como otros elementos relacionados como las comunicaciones y los transportes de la zona. Un agente inmobiliario de la zona tendrá un conocimiento exacto de este mercado local y sabrá cómo están los precios. Sus contactos y la colaboración con otros ‘colegas’ de la zona ayudarán a darle al piso más visibilidad en el mercado.

– ESTADO DE LA VIVIENDA: Una casa nueva siempre será más sugerente para un comprador, ya que se mantendrá en mejor estado. No obstante, los pisos antiguos suelen tener una buena localización. Un agente inmobiliario aconsejará de la conveniencia o no de realizar una reforma o una pequeña decoración con el fin de subirle el precio y conseguir que se venda a un mejor precio.

– FIJACIÓN DEL PRECIO: Cuando un inmueble en venta tenga un precio de mercado será cuando más rápido se venda. Muchos propietarios sobrevaloran su piso, en muchas ocasiones por el cariño que le tienen y tardan años en venderlo. Aunque contratar los servicios de un agente inmobiliario costará una comisión, éste ayudará a negociar un buen precio de venta con el comprador influyendo señaladamente en el beneficio que se obtenga por ella.

En GIZ valoramos el trabajo bien hecho y la satisfacción de nuestros clientes. Si necesitas nuestra ayuda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Fuente: GIZ Inmobiliaria