MARÍA LLORENTE NOS MUESTRA LA EVOLUCIÓN DE UNA DE LAS VIAS PRINCIPALES MÁS REPRESENTATIVAS DE ZARAGOZA Y ARAGÓN

 

 CAMINANDO POR EL PASEO SAGASTA, UNO PUEDE INTUIR LO QUE HA REPRESENTADO ESTA ARTERIA DE ZARAGOZA EN TÉRMINOS ARQUITECTÓNICOS.

Así es. El paseo de Sagasta nació en el siglo XVIII, denominado “Caminico de Torrero”, como aproximación hasta este barrio, que entonces quedaba aislado. Su desarrollo arquitectónico se produjo a partir de 1900 cuando los burgueses zaragozanos decidieron impulsar su urbanización y construir sus residencias, convirtiendo el paseo en sinónimo de arte y distinción. Tanto es así que cuando los carruajes subían al cementerio tenían que dar un rodeo para no “estropear” la elegante atmósfera de Sagasta. Se construyeron preciosos edificios modernistas de gran valor arquitectónico proyectados por arquitectos de renombre, tanto edificaciones de baja más cuatro alturas como palacetes. Además, fue dotado de tranvía y de una vegetación que pervive hoy en día como una de las más antiguas de la ciudad.

 ¿QUE QUEDA DE AQUELLO?

Por desgracia no mucho. Por un lado, algunos propietarios en momentos de declive económico no pudieron mantener sus villas y por otro, la falta de cariño e interés por mantener y rehabilitar estas edificaciones hizo que su encanto se diluyera con el paso de los años. Hoy en día todavía tenemos joyas como el edificio Regino Borobio en el nº7, que cuenta con patio de caballos; Casa Juncosa y Casa Retuerta en los números 11 y 13; Casa Corsini en el 19. En el lado de los números pares subsisten, entre otros edificios, dos villas: la clínica del Dr. Lozano en el nº 22 y el colegio Mayor La Anunciata (casa de Miguel Mantecón) en el nº44. Todos los inmuebles de aquella época están protegidos en la actualidad.

 ¿HAY DEMANDA DE VIVIENDA EN ESTOS EDIFICIOS TAN ESPECIALES?

Sí que la hay, sobre todo personas de nivel económico y cultural alto, que han viajado por otras ciudades europeas donde se protege el patrimonio artístico y cultural, y aprecian la arquitectura de estos edificios con sus elementos constructivos y ornamentales.

 ¿EL RESTO ES IGUAL DE ATRACTIVO?

El paseo de Sagasta tiene mucho interés residencial porque es una avenida muy ancha y luminosa, está junto a una de las zonas comerciales por excelencia de Zaragoza (Paseo Damas), en sus proximidades tiene buenos colegios, parques, un estupendo centro médico en la misma calle y otro aspecto importante es que sigue siendo símbolo de estatus. En esta zona buscan vivienda familias de uno o dos niños o familias monoparentales. Otro perfil demandante es el de personas mayores que dejan sus unifamiliares en zonas residenciales y vienen al centro para ocupar un piso más pequeño y cerca de comercio y servicios. Son perfiles de medio-alto poder adquisitivo por los precios que tienen las viviendas.

 ¿EN QUE PRECIOS SE MUEVEN LA VENTA Y EL ALQUILER?

En Zaragoza hay varias vías principales que presentan diferencias de sectorización y Sagasta es una de ellas. Esto quiere decir que podemos encontrar bastantes oscilaciones de precios según el tramo de Sagasta del que hablemos y, si a eso añadimos la singularidad de algunos edificios, podemos ver diferencias de 1.500 €/m² según si la vivienda está situada en el tramo del Corte Inglés o en el tramo desde Tenor Fleta hasta Cuéllar. En cifras, desde 2.800 a 3.200 €/m². Evidentemente, también influye el tamaño de la vivienda, la existencia de garaje en la finca, la altura, si está reformada o si hay ascensor, pues su ausencia dificulta la venta. Los garajes rondan los 40.000 €.

El alquiler está difícil en Sagasta. Las viviendas son grandes y hay pocos apartamentos, pero sobre todo es que hay poca vivienda vacía, y en muchos casos necesitada de reforma. Un piso de 100 m² puede costar alrededor de 700 € mensuales, sin garaje.

¿LAS ZONAS QUE COLINDAN CON EL PASEO SAGASTA TIENEN EL MISMO ATRACTIVO?

No todas. Por ejemplo Moncasi, que tras una época de recuperación en términos de atractivo y precio, vuelve a caer hasta los 1.700 €/m² como consecuencia de la proliferación de bares que dificultan el buen ambiente y deterioran el aspecto de sus calles.

Ruiseñores, que es una zona próxima con características similares y alto interés residencial que presenta el mismo rango de precios que Sagasta. Hay que tener en cuenta que calles tan representativas como la que nos ocupan sufren menos en épocas de crisis como otras secundarias, por muy próximas que estén.

 ¿HAY LUGAR PARA LA OBRA NUEVA?

Poca, pero la hay. Nosotros comercializamos dos promociones: Una junto a Arzobispo Morcillo y otra junto a Gascón de Gotor, en el sector Ruiseñores. Son pisos de dos o tres dormitorios en el primer caso, con precios de 245.000 € y 325.000 €. Respecto a la promoción de la calle Porvenir, son de dos dormitorios y a partir de 180.000 €. Todos ellos con garaje y trastero.

¿CÓMO ES VUESTRA EXPERIENCIA EN EL DESPACHO?

Nuestra clientela proviene en un 80% de referidos que han quedado satisfechos con nosotros. El particular está saturado de recibir llamadas de inmobiliarias, sobretodo franquicias y de hecho el primer contacto lo hacen ellos. Nos parece importante transmitir la imagen de despacho profesional para que nuestros clientes sean conscientes de que la compra o venta de un inmueble lleva aparejadas otros muchos aspectos además de abrir las puertas del inmueble. El antes y el después de una visita es casi más importante que la visita en sí y tras cerrar una operación también hay trabajo de gestión y asesoramiento fiscal y de todo tipo, incluido en los honorarios.

En ocasiones cuesta hacer entender que nuestro trabajo no es algo tan simple como hacer unas fotografías y enseñar el inmueble. Nos encargamos de todo el proceso de gestión de la venta, desde la realización de un reportaje fotográfico, confección de un plano o croquis, uso de homestaging hasta mediación entre propietarios, organización de escrituras, asesoramiento en materia de fiscalidad o derecho civil y mercantil, realizar descalificación de la vivienda, organización de la escritura y un largo etcétera. Siempre teniendo en cuenta las necesidades y expectativas del cliente, pero aportando nuestra visión de profesionales experimentados y con gran responsabilidad y amor por nuestro trabajo.