Heredar una vivienda es un escenario muy común en todas las familias, pero, ¿sabemos realmente como actuar ante esta situación?. Los profesionales de Inmobiliaria Las Torres nos sacan de dudas.

El año pasado, los españoles recibieron casi 430.000 herencias, de las cuales un 11% fueron rechazadas. Y es que, una herencia puede llegar a convertirse en un auténtico quebradero de cabeza si no conocemos todos los gastos y responsabilidades que se pueden derivar de ella. Además, es importante saber qué pasos debemos seguir si queremos ponerla en venta y cómo hay que incluir este proceso en la declaración de la renta.

¿Qué debo hacer si quiero vender una casa heredada?

Lo primero de todo y más importante es obtener todos los documentos necesarios: certificado de defunción y el certificado de últimas voluntades, documento emitido por el Registro General de Actos de Última Voluntad. ¿Qué pasos tengo que seguir una vez que tengo estos documentos?

  1. Firmar la escritura de adjudicación de la herencia. Este proceso se formaliza acudiendo al notario. ¡Muy importante! Para realizar este trámite, tendrás que presentar las escrituras del piso heredado.
  2. Ser el propietario de la vivienda. El siguiente paso es cambiar el titular en el Registro de la Propiedad e inscribir el inmueble a tu nombre. Los trámites que hay que llevar a cabo en este proceso dependen de cada caso: si eres heredero con testamento, si se ha pactado el reparto entre los herederos, si existe algún tipo de desacuerdo entre los mismos…
  3. Liquidar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Lo que paguemos variará en función de cada comunidad autónoma. Por ejemplo, en Aragón están exentos de pago aquellos inmuebles valorados en hasta 500.000 euros, heredados por familiares directos, sin tener en cuenta el patrimonio preexistente. El plazo para pagar este tributo es 6 meses y se podrá solicitar prórroga del pago por 6 meses adicionales.
  4. Liquidar el impuesto de plusvalía municipal. La plusvalía municipal es el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana y, es responsabilidad del heredero pagarlo en estos casos. Eso sí, si la venta del piso tiene lugar más de un año después de que hayas pagado este impuesto, tendrás que volver a pagarlo, aunque esta vez en calidad de vendedor y no de heredero. Si vendes el piso antes de esos 12 meses, no tendrás que pagar ningún impuesto.

¿Cómo se declara la venta de un piso heredado?

La venta de un inmueble es considerada una ganancia patrimonial, que se tributa dentro del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y en el año en el que se realice la venta de la vivienda. La diferencia entre el precio de venta del inmueble y el valor de adquisición (es el declarado en el Impuesto de Sucesiones), es lo que aparecerá como ganancia patrimonial. Y entonces, ¿cómo podemos hacer que esta venta nos afecte lo menos posible en la Declaración de la Renta? Podemos recurrir a dos opciones: restarle al precio de venta todos los gastos derivados de la compraventa que puedan justificarse ante Hacienda, o bien, sumarle al precio de adquisición todos los gastos de los que has tenido que hacerte cargo, como, por ejemplo, los impuestos. Es muy importante dejarse asesorar por profesionales que te aconsejen sobre la mejor forma de afrontar los pagos, para evitar posibles sustos.

En Inmobiliaria Las Torres te asesoramos y te acompañamos durante todo el proceso de venta de una vivienda, haciéndonos cargo de todos el papeleo, para que no se convierta en un quebradero de cabeza. ¡Llámanos o ven a visitarnos! Estamos en Avenida Tenor Fleta, 18-20.

 

Fuente: Inmobiliaria Las Torres