Respuesta: Con el servicio legal del alquiler.

Hay que tener en cuenta que una de las mayores preocupaciones de las personas que deciden poner una vivienda en alquiler es la seguridad de la operación.

Y cuando hablamos de seguridad en el alquiler, abarcamos tanto la protección del inmueble como la protección de los pagos para el arrendador de la vivienda.

Es cierto que el tema de la inseguridad para el propietario de un piso de alquiler se ha tratado en varias ocasiones en este blog inmobiliario e incluso se han aportado ideas y posibles soluciones, fundamentalmente normativas, que quedan en manos de los gobiernos.

Pero mientras esperamos con expectación posibles medidas normativas que equiparen las condiciones para inquilino y arrendador, es bueno acercarse a este tema para analizar las posibles soluciones actuales para proteger una vivienda de alquiler

Soluciones legales para proteger a las personas que deciden alquilar una vivienda

Como es habitual, para responder a esta pregunta y todas las que pueden generarse alrededor de la protección para el propietario de una vivienda, contamos con un experto agente inmobiliario que nos va a esclarecer la luz sobre este tema.

Hablamos de Pedro Arellano.

Gerente de GIZ Inmobiliaria con más de 20 años de experiencia en el sector, perito judicial y miembro fundador de Aportalia, la principal MLS de Zaragoza, entre otras cosas.

¿Qué es el Servicio Legal del Alquiler?

El SELA o Servicio Legal del Alquiler es un servicio jurídico.

Y no es incompatible con los seguros de impago que tan en boga están en la actualidad.

Lo que el SELA ofrece principalmente es una seguridad jurídica durante toda la vigencia del contrato de alquiler.

Esto implica que el propietario de la vivienda en alquiler tiene un servicio personalizado de un abogado y además también cubre los posibles impagos de la renta de alquiler por parte del inquilino.

Por lo tanto, el SELA asume la deuda contraída en caso de desahucio.

¿Cómo actúa el Servicio Legal del Alquiler ante un inquilino que no paga la renta mensual?

Lo que nos responde Pedro Arellano ante esta cuestión es que por parte de GIZ Inmobiliaria, lo primero que hacen cuando una persona los contrata para alquilar una vivienda es asesorarles sobre este servicio.

Y su recomendación inicial es que por lo menos se contrate el SELA durante el primer año de vigencia del contrato del alquiler, porque de esta manera tendremos la posibilidad de conocer las características del inquilino y actuar jurídicamente en caso de que fuese necesario.

Además el Servicio legal del  Alquiler tiene una peculiaridad.

Que no es otra que son de Zaragoza.

De Aragón.

Por lo tanto, al ser un bufete de abogados aragonés, tenemos la posibilidad de acudir a su oficina y poner cara y solicitar las medidas pactadas en caso de una posible deuda generada por parte de un inquilino de la vivienda que no satisface las cantidades pactadas en el contrato de alquiler y que puede representar un importante perjuicio para el propietario.

Tanto por su desconocimiento legal como por la burocracia que generan este tipo de situaciones de impago del alquiler de una vivienda.

¿Es recomendable contratar el SELA al alquilar una vivienda en Aragón?

La verdad es que es un servicio hasta ahora poco conocido por la gran mayoría de los ciudadanos.

De ahí la labor de difusión de este interesante servicio a cargo del equipo de GIZ Inmobiliaria, que lo han incorporado a su portfolio, ante la certeza de los beneficios que les aporta a los clientes que quieren sacar una vivienda al mercado del alquiler.

Pero para hacerse una buena idea de las bondades de este servicio legal del alquiler, Pedro Arellano nos traslada un dato importante.

El 95% de los clientes de GIZ Inmobiliaria que contrata los servicios de esta inmobiliaria para alquilar un piso, lo hacen protegiéndose con el servicio legal del alquiler.

Y teniendo en cuenta que gestionan unos 120 alquileres anuales, la cifra de arrendadores que contratan el SELA supera el centenar en cada ejercicio.

¿Cómo actúa el SELA ante un impago del inquilino en una vivienda de alquiler?

Pedro Arellano recomienda siempre poner en conocimiento del servicio legal del alquiler un impago a partir del  5º día.

Una vez recibida la comunicación del propietario de la vivienda de un impago del alquiler por parte del inquilino lo primero de todo es realizar una llamada de cortesía al inquilino.

En esa llamada, se hace una primera estimación del problema que ha generado el impago, y ven si ha sido por un olvido, porque ese mes se le han retrasado sus ingresos por una situación puntual que va a solucionar en un corto período de tiempo, o si entramos en un impago de verdad.

En este último caso, a partir del primer mes de impago del alquiler de la vivienda o el inmueble, el propietario tiene derecho a interponer una demanda judicial que tramitan desde el SELA.

¿Cuánto hay que esperar para poder demandar a un inquilino moroso en la renta del alquiler?

Es verdad que se producen situaciones habituales en las que el propietario por confianza hacia el inquilino o pena, demora mucho el tiempo para comunicar el impago.

Por eso Pedro insiste en la necesidad de denunciar el hecho en cuanto se produce.

Porque en definitiva, el alquiler de una vivienda es un negocio para el propietario y al igual que tiene unas obligaciones, adquiere unos derechos económicos por el uso de esa vivienda por parte del inquilino, que legalmente tiene derecho a percibir.

Resumiendo, el SELA protege el bolsillo del propietario y los posibles daños ocasionados en la vivienda de alquiler.

Así que ya sabes, si tienes interés en proteger tu inversión en una vivienda de alquiler, el servicio legal del alquiler puede ser una magnífica opción y en GIZ Inmobiliaria, en la avenida San José, estarán encantados de asesorarte en este y otros aspectos relacionados con el mercado inmobiliario.