En la presentación del Informe del primer trimestre del Mercado Inmobiliario de Aragón, ya constatamos que recogía los datos de unos meses raros en las cifras.

Porque se han mezclado dos meses y medio digamos normales entre comillas , con 15 días de estado de alarma. De paralización de total.

Pero para hacer un resumen del Informe del Mercado Inmobiliario de Aragón, os compartimos la entrevista de Alberto Sánchez, del programa Diario Económico de Aragón Radio a Luis Fabra en el que sintetiza los datos y entra en aquellos aspectos más relevantes del estudio.

¿Cuándo se prevé que el mercado inmobiliario tenga un ritmo parecido al del principio de año?

Luis fabra indica que llevamos dos meses en los que ha sido ilegal realizar cualquier operación porque no se podrían realizar visitas de inmuebles.

Y por tanto, desde el día 18 es cuando han empezado las agencias a poder visitar y enseñar los inmuebles.

Lógicamente la situación que teníamos previa a la crisis sanitaria era una realidad del mercado que era muy buena.

Era una continuidad de lo que veníamos viviendo en los últimos años y ahora nos encontramos con un escenario totalmente distinto.

En la vuelta a la normalidad va a ser difícil que a corto e incluso a medio plazo se supere esta situación tan excepcional y resulta complejo estimar cuándo nos podemos encontrar un mercado con la confianza con la que se estaba manifestando en cuanto a precios y en cuanto a compraventas.

Debido a la crisis sanitaria, Luis Fabra cree que durante 2 ó 3 meses podemos estar en un mercado que podríamos calificar como al ralentí, en el sentido de que las expectativas económicas para buena parte de la sociedad han cambiado.

En algunos casos de forma decisiva y por tanto difícilmente pueden plantearse operaciones de compraventa de vivienda o de cualquier tipo de bien inmueble.

Y en otros casos, aunque puedan afrontar un proceso de compra, lógicamente ante un bien de tanta relevancia económica, las expectativas son fundamentales y si no se ve claro será difícil.

Luis opina que tardaremos cierto tiempo, incluso podemos poner hacia los últimos meses de este año para tener un nivel próximo al 80% de lo que teníamos con carácter previo al momento de la crisis.

¿Va a ser el alquiler uno de los grandes problemas para salir de esta crisis?

Aunque es cierto que esta crisis no tiene nada que ver con la burbuja inmobiliaria anterior, sobre todo en algunas ciudades, ¿creéis que el alto precio del alquiler puede suponer una circunstancia difícil de superar para muchos ciudadanos?

Sin duda.

Además que se va a convertir en una necesidad en no pocos casos.

El hecho de que las expectativas económicas hayan cambiado va a suponer que haya personas que en principio podían plantearse la compra de la vivienda y ahora su única opción va a ser al alquiler.

Ya sabemos lo que pasa en cualquier mercado cuando hay mucha demanda y por tanto el precio normalmente suele subir.

Recientemente sacaron los portales inmobiliarios resultados y el precio de alquiler en los datos que ya se tienen de abril no han sufrido modificaciones a la baja y el recorrido durante los últimos años ha sido el intenso crecimiento del precio del alquiler.

Por tanto es un mercado tensionado y que sin duda va a estar ahí.

Y ante una realidad social muy importante muchas personas no tienen otra alternativa.

Ya el mercado del alquiler ha venido teniendo mucho impacto en términos conceptuales, con respecto a las opciones que se tienen de propiedad o alquiler y una parte importante de la sociedad se va a ver obligada a decidirse por la fórmula de alquiler, en la mayoría los casos por necesidad y en este caso creo que va a haber una intensificación de ese nivel de demanda.

Los precios de la vivienda del alquiler, si no se toman decisiones, y Luis se refiere fundamentalmente a las administraciones públicas, que incentiven el lanzamiento de vivienda en alquiler con un incremento de la oferta , pues fácilmente pues se tensionarán y además a niveles no deseados, ante la realidad económica que vamos a vivir

¿Van a sufrir los proyectos de obra nueva por la crisis sanitaria?

A corto plazo no van a sufrir , porque en las viviendas de obra nueva que se están construyendo ahora tienen más del 70% vendido, pero si que puede haber una ralentización de los nuevos visados.

Los promotores como cualquier otra persona tienen sus expectativas y en su caso se tienen que fijar las a largo plazo.

Para este tipo de proyectos, si no hay una claridad en cuanto a la capacidad de demanda, no se lanzarán.

Los que están en vigor actualmente, como pudimos constatar, el germen, el origen de estas promociones parten de origen con un volumen de ventas, como decíamos, superior al 70% y conforme van desarrollándose dichos proyectos se van formalizando nuevas compraventas.

Es decir que está todo prácticamente vendido y son cifras de promoción muy equilibradas con respecto a lo que el mercado está absorbiendo.

Por tanto, Luis Fabra cree que sí que va haber una ralentización de la nueva oferta de obra nueva porque lógicamente tiene que basarse en las expectativas.

Y si las expectativas no son claras, el promotor lo que no tiene que hacer es construir vivienda que luego no va a ser demandada.