Las preferencias en vivienda parece que están cambiando debido al  confinamiento.

Se tiene la percepción de que esta situación ha hecho que los compradores valoren cada vez más viviendas amplias, muy luminosas, con grandes terraza e incluso con jardín y con espacios al aire libre.

Para analizarlo con más detalle y resumir la actualidad del mercado inmobiliario en la actual coyuntura, te compartimos la entrevista de Toño Ruesta al experto Luis Fabra en La Ventana de Aragón de Radio Zaragoza.

Las perspectivas del Mercado inmobiliario en la actual coyuntura

El mercado inmobiliario ha aparecido como punta de lanza para la vuelta a la normalidad, poniendo en marcha la vuelta a la actividad por delante de otros sectores.

Acogiéndose al término actividad esencial, la reanudación de la construcción y de cierta actividad en el mercado inmobiliario, está suponiendo un reto para el sector aunque es bueno analizar con qué perspectivas.

¿Se están disparando los precios de los unifamiliares y viviendas con terraza?

Hablar de precios cuando no hay compraventas es algo muy complicado.

Sobre todo si defiendes que para poder emitir juicios de valor es necesario apoyarse en los datos de fuentes fiables.

Se están haciendo muchas referencias sobre lo que está ocurriendo, con especial insistencia en que van a bajar los precios.

Está claro que la situación actual va a traer consecuencias sobre el mercado inmobiliario, pero ¿con qué intensidad?

Pues esto es algo que habrá que evaluar, porque es algo tan novedoso y sin referencias previas, que es difícil valorar hasta que puntos podemos tener ajustes en los precios de la vivienda.

Lo que sí que nos ha permitido es hacer una auténtica auditoría de nuestra vivienda y darnos cuenta de que a lo mejor un piso con terraza me vendría mejor o irse a vivir fuera de los núcleos urbanos puede ser una opción que ahora mismo están valorando las familias.

Y puede suponer un cambio de escenario importante en el sector inmobiliario.

¿Puede este cambio en las preferencias afectar a las decisiones de venta?

El mercado hasta el período anterior al estado de alarma estaba en una situación fantástica.

Con datos de más de 13000 compraventas anuales en Aragón, estábamos en máximos de los últimos nueve meses.

El cierre del mercado ha llevado consigo la paralización de las compraventas, aunque en esta semana han comenzado a abrir las agencias inmobiliarias con cita previa y a lo largo de la próxima semana comenzarán a realizarse las correspondientes visitas.

Podría darse el caso de que hubiese una cambio de percepción, pero también es cierto que hay que ser objetivos, porque una situación como la actual no se ha vivido en más de 50 años y es posible que estemos especialmente sensibilizados.

Lo que sí que está claro es que nos ha obligado a hacer un ejercicio de reflexión de nuestra vivienda y el haber constatado que nuestra vivienda es algo más importante que lo que considerábamos y en función de todo esto, tomar decisiones.

Los portales inmobiliarios aprecian que se están buscando inmuebles más alejados del centro de los núcleos urbanos y con zonas abiertas y terrazas.

Habrá que ver si los promotores inmobiliarios deciden lanzar nuevas ofertas inmobiliarias con estos perfiles, pero lo que es evidente es que esta realidad ha causado mella en las percepciones de la gente y en las preferencias de vivienda.

El caso de las viviendas en Alemania después de la segunda guerra mundial.

Nos traslada Luis Fabra una anécdota muy curiosa que vivió en Dusseldorf cuando fue a visitar a un amigo que residía allí y se percató de que en su trastero tenían un refugio para bombardeos.

Evidentemente le llamó la atención.

Pero analizándolo, un país como Alemania que venía de haber vivido dos guerras mundiales en poco tiempo, dio lugar a que las viviendas que se construían en los años posteriores tuviesen esas características.

Y que hubiese una parte de la sociedad alemana que consideraba que era un aspecto importante a la hora de elegir una vivienda.

Algo parecido nos puede ocurrir y se produzca un cambio en las preferencias de vivienda.

La situación que estamos atravesando en el momento actual puede hacernos mella y en consecuencia nuestra toma de decisiones con respecto a las preferencias de vivienda en el futuro, tengan especiales características buscando:

  • Más metros en las viviendas
  • Mucho más abiertas
  • Más alejadas de núcleos con mucha densidad de población,…

Es decir, está actualmente en la mente de muchos ciudadanos y por lo tanto, podría ser una necesidad que el mercado inmobiliario trataría de cubrir en las nuevas promociones de viviendas.

¿Es un buen momento para comprar una vivienda?

Estamos habituados a oír que en situaciones de crisis, aquellas personas que disponen de unos ahorros para invertir en la adquisición de una vivienda, pueden encontrar los denominados chollos.

¿Se está dando esta situación o está siendo más aséptica con los precios de la vivienda?

Para Luis Fabra, se pueden producir situaciones en las negociaciones de la compraventa de un inmuebles en la que se ponga encima de la mesa la situación actual y podemos volver a la situación de 2008 ó 2009 en la que el demandante de vivienda tenía la sartén por el mango.

A diferencia de cuando suben los precios que el que tiene más capacidad en la negociación es el vendedor de la vivienda.

Parece que va a ser un escenario donde se encuentren determinadas oportunidades aunque Luis no ve paralelismo con la realidad de 2008.

Tengamos en cuenta que en aquel momento nos encontramos:

  • Con las dificultades de las entidades financieras
  • Impagos generalizados
  • La deuda hipotecaria del sector estaba por encima del valor de mercado de los inmuebles hipotecados
  • La banca cuadro balances con beneficios de otras áreas para paliar la pérdida de valor de los inmuebles.

Afortunadamente se tomó nota de lo que ocurrió en ese momento y se han tomado decisiones donde el menor número de personas y empresas se vean en dificultades financieras o que esas situaciones puedan revertirse a corto o medio plazo.

Por lo tanto Luis Fabra no ve una salida masiva de inmuebles al mercado con unos ajustes de precio importantes.

Sí que van a surgir determinadas oportunidades puntuales pero parece que alejado de una generalización de bajada de precios como ocurrió en la crisis inmobiliaria.

Luis cree que va a ser una situación más coyuntural.

Lógicamente va a tener efectos de daños sobre la estructura económica, la capacidad de compra por el descenso de los niveles de renta de las familias, pero no cree que sea algo tan generalizado como lo que se vivió en aquel momento.

La importancia del mercado hipotecario para el mercado inmobiliario

Hay un factor muy importante a la hora de analizar cualquier mercado inmobiliario que es el mercado hipotecario.

En aquel momento, el mercado hipotecario tenía dificultad para conceder préstamos hipotecarios, problemas de liquidez y en el momento actual el mercado hipotecario es ágil, es un mercado activo con unos tipos de interés bajísimos y en consecuencia todo esto puede ayudar.

Hay muchos factores a tener en cuenta, como por ejemplo los niveles de renta que tiene que dedicar el ciudadano al pago de su hipoteca.

Es decir, estamos en una situación en la que las fortalezas del mercado inmobiliario son mucho más sólidas que lo que estaba ocurriendo durante la crisis de 2008.

consultorio-inmobiliario