El incremento interanual de los salarios al cierre de 2018 ha sido del 0,95%, insuficiente para atender el crecimiento del precio de la vivienda

Esta situación está provocando la compraventa de vivienda con un importe medio inferior.