Cuando alguien tiene síntomas lo mejor es acudir al médico y ponerse en manos de profesionales.

En el caso del mercado inmobiliario vamos a hacer lo mismo.

Venimos de unos meses en los que el confinamiento ha dejado el mercado inmobiliario prácticamente nulo.

Y después de publicar los resultados del informe del primer trimestre del mercado inmobiliario de Aragón, vamos al médico y experto Luis Fabra para qué analice, diagnostique y prescriba una posible receta para salir de la crisis.

La actualidad del mercado inmobiliario en la desescalada

En realidad este lunes ha sido el primer día en el que las agencias inmobiliarias han podido realizar visitas a las viviendas en venta o alquiler.

Sin duda esto explica la situación que hemos vivido en el mercado desde mediados de marzo hasta la fecha.

El mercado ha estado cerrado y no se han podido realizar legalmente operaciones de compraventa.

Con lo cual el diagnóstico es evidente.

Si el mercado ha estado a cero durante este periodo, ha sufrido un parón motivado por la imposibilidad de realizar operaciones.

¿A partir de aquí que nos encontramos?

Pues que la persona que quiera realizar alguna operación, se va a encontrar con un mercado inmobiliario totalmente distinto.

Como podrás ver en el informe del primer trimestre del mercado inmobiliario de Aragón, el mercado estaba en una situación muy buena, con un número de compraventas por encima de las 13000.

Pero seguramente lo que nos vamos a encontrar son personas reticentes a realizar operaciones en el mercado inmobiliario al haber cambiado sus expectativas.

Y estamos hablando de expectivas económicas y expectativas laborales.

¿Se puede producir un cambio en las preferencias de vivienda?

Incluso en muchos casos,  este periodo de confinamiento ha servido para que muchas personas realicen una auditoría de su vivienda.

Hay que tener en cuenta que hemos estado prácticamente 2 meses en nuestras viviendas.

Y esto nos ha permitido verificar cuáles son nuestras necesidades reales de espacio,  la valoración de las zonas abiertas, si nos interesa o no irnos a zonas del extrarradio, …

En definitiva, que es muy posible que hayan cambiado las preferencias de los consumidores y por lo tanto nos encontremos con un mercado inmobiliario totalmente distinto.

¿Herencias, divorcios y auge de terrazas tras el coronavirus?

El análisis de los expertos coincide en qué a partir de ahora los ciudadanos buscaran viviendas alejándose del centro hacia los extrarradios.

Y que va a  cambiar la forma de entender la vivienda casi por completo.

Incluso, puede tener influencia sobre:

  • el urbanismo
  • el modelo de ciudad que queremos en el futuro
  • hasta qué punto el modelo que tenemos ahora es el que demanda la sociedad …

En definitiva, son muchísimas las opiniones que hay porque como decíamos, el confinamiento nos ha permitido analizar con detalle nuestra vivienda y entender las necesidades reales que cada familia tiene en cuanto a su vivienda y poner en la balanza unos aspectos frente a otros.

Pero esto no ha ocurrido solo en el mercado residencial.

¿Qué ha ocurrido en comercios, oficinas y centros comerciales?

Ha ocurrido con las viviendas, ha ocurrido con las oficinas y el teletrabajo, ha ocurrido con los centros comerciales,…

En todos los sectores está habiendo una reflexión importante.

Por ejemplo llama la atención el tema de los centros comerciales.

Puerto Venecia supuso un paradigma en el sector. Hubo un antes y un después de Puerto Venecia, en la forma de entender los centros comerciales.

Porque fue el primer centro comercial qué dedico más del 50% de su oferta al ocio y tuvo tanto éxito que desde entonces no se entendía un centro comercial sin una dedicación similar al ocio en todo el mundo.

Entonces ¿qué va a pasar a partir de ahora cuando hagamos una visita a un centro comercial y quizás tengamos que prescindir del tema de ocio y solo realizar las compras oportunas?

¿ hasta qué punto puede esto cambiar el modelo?

¿O en el sector de oficinas con el teletrabajo?

Sin duda que todo esto vuelve a incidir en que estamos ante un cambio de modelo y nos vamos a encontrar un mercado inmobiliario totalmente distinto a lo que conocíamos hasta ahora.

¿Cómo puede afectar el coronavirus al crecimiento de la población en grandes ciudades?

¿Puede todo esto incluso influir negativamente en el crecimiento de la población de las grandes ciudades en favor de localidades que estén en un radio de entre 20 y 50 km de estas urbes?

La realidad es que en Aragón llevamos unos años bastante estancados en el tema de la población.

También en el tamaño de los municipios y en el número de hogares, con pequeñas variaciones en las estadísticas poblacionales que se publican.

Sin duda esto constata que no es sostenible.

No podemos estar creando ciudades con una densidad poblacional como la que tenemos ahora y que se ha visto qué es manifiestamente insuficiente para abordar una situación de pandemia.

Porque hemos visto que en aquellas zonas con mayor densidad poblacional el virus se ha propagado de forma mucho más alta. Y se ha constatado que en aquellas zonas de menor densidad poblacional, el efecto ha sido mucho menor.

¿Habrá un cambio en las preferencias en el tamaño y en la ubicación de las viviendas?

Otro aspecto que puede influir es el poder acceder a viviendas con más metros y con espacios abiertos a un precio más competitivo que en las grandes ciudades.

Porque lo que esta a claro hasta ahora es que confirme te ibas alejando de los centros urbanos hacia el extrarradio los precios del m2 iban bajando.

Al final todo dependerá de las expectativas y entender que si las personas piensan que esta situación que nos está tocando vivir, puede repetirse en el futuro o no.

Y aquí puede estar la clave.

Porque si queda en la percepción de las personas la posibilidad de que ocurra otra pandemia de este tipo en un plazo razonable, sin duda que estas últimas características pasarán a ser las preferencias de los clientes.

Y por lo tanto, el Mercado Inmobiliario tendría que adaptarse a esta nueva realidad.

La situación del mercado del alquiler como consecuencia de la pandemia

Si se produce un fuerte impacto de la pandemia en el mercado laboral,…¿puede inclinar la balanza del Mercado inmobiliario hacia el alquiler?

Hay que tener en cuenta que la demanda del alquiler estaba creciendo durante los últimos años.

En un pequeño porcentaje es consecuencia de personas que se deciden por esta opción por sus especiales circunstancias o por su necesidad de flexibilidad laboral,  pero en la mayoría de los casos es porque no pueden acceder a la propiedad.

Porque como ya hemos dicho en muchas ocasiones, si el desempleo crece, el mercado inmobiliario se encoge.

Y ante esta más que probable situación de crecimiento del paro y la imposibilidad de muchas personas de poder acceder a la compra de una vivienda, las llevará al mercado del alquiler.

Que no olvidemos que ya es un mercado tensionado y el incremento de la demanda puede producir incrementos en los precios y situaciones complejas.

Por lo tanto habrá que tomar medidas para aumentar la oferta de viviendas en alquiler.

Escuchar entrevista Despierta Aragón con Javier de Sola a Luis Fabra.