El comercio minorista tradicionalmente fue una actividad muy localizada con comercios vinculados al barrio.

Desde los años 80 del siglo pasado, amplió su radio de acción con centros comerciales abiertos.

Son ejemplos Alcampo de Utebo (inaugurado en el 81) o cerrados como Augusta, con los hipermercados como motor que atraían a clientes de un entorno mucho más amplio que antes.

Y que acudían en su coche.

El colofón es el modelo de centro comercial de Puerto Venecia, el más grande de Europa.

Pero un nuevo participante ha comenzado a cobrar fuerza entre las alternativas disponibles, el comercio electrónico y su mayor exponente, Amazon.

Qué sectores han facturado más en comercio en 2019

Según los datos de la CNMC, el volumen de negocio en comercio electrónico aumento en 2018 nada menos que un 29% anual.

Han sido los viajes y el transporte aéreo los que más han facturado.

Pero también destacan los hoteles y el transporte terrestre.

El tercer puesto por facturación lo ocupan las prendas de vestir y el cuarto las apuestas.

No hay datos todavía de este año, pero Amazon ha sido comercialmente más agresivo que el año anterior, por lo que es de esperar que los crecimientos continúen durante este año.

El impacto del comercio electrónico y los centros comerciales en el Mercado Inmobiliario

Con este panorama las zonas ‘prime’ de muchas ciudades deberían corregir sus precios de alquiler y venta de locales.

El impacto de los nuevos centros comerciales y del comercio electrónico ya se deja ver con claridad en el mercado inmobiliario, pero los niveles de ocupación en cualquier zona son una cuestión de precio del espacio, que además depende del tipo de negocio que lo ocupa: actividades que no obtienen ventajas de trasladarse a un centro comercial y que sufren menos la pérdida de ingresos por la competencia de los portales comerciales.

Las ciudades deben plantear soluciones a lo que se ha denominado ‘gentrificación’, que no es más que el vaciado de los locales de lo que ha sido el ‘centro’ tradicionalmente.

La evolución del mercado de locales comerciales en 2019

A pesar de esta dura competencia, el primer semestre 2019 presenta crecimientos moderados, pero que parecen sacar de la atonía al sector, tras un año en el que las grandes superficies y las grandes cadenas de distribución sufrieron una ralentización de su crecimiento interanual en términos desestacionalizados y a moneda constante, como se observa en el gráfico .

Por tipo de producto, la alimentación, como es de esperar, ha presentado un comportamiento menos volátil que el resto de productos, pero en ambas categorías se aprecian durante este año crecimientos, especialmente en los no alimenticios.

Que el consumo se anime siempre es buena noticia.

Pero habrá que esperar a ver cómo termina la campaña de verano y si por fin tenemos gobierno y cuál va a ser su plan de actuaciones económicas.

Demasiadas incertidumbres en un momento en que la ralentización de la economía europea es un hecho y el BCE insiste en las medidas de expansión monetaria que ha venido aplicando desde que está Draghi en la institución.

Si te interesa ampliar información sobre locales comerciales y su impacto sobre el comercio minorista, puedes consultar otras noticias y análisis aquí.