Según la EPA, la encuesta de población activa con datos del mes de junio, la construcción es uno de los motores importantes para generar empleo en Aragón y el resto de las comunidades.

Cerca de 9.000 personas nuevas empleadas en la construcción que da una idea de la reactivación de un sector que siempre ha sido clave.

Para ello, contamos con Juan Carlos Bandrés, presidente de la Confederación de empresarios de la construcción de Aragón y también de la Asociación de Constructores y Promotores de Zaragoza, que nos habla de la situación del sector de la construcción respondiendo a las preguntas de los contertulios del programa Diario Económico de Aragón Radio.

¿Cuáles son los factores que están influyendo en la creación de empleo en la construcción?

Rehabilitación y obra nueva son los factores más importantes de este crecimiento del empleo.

Para Juan Carlos Bandrés, lo que está sucediendo es que la obra nueva después de que hace un año se produjo un análisis por parte del sector que a ver qué pasaba, pero no ha tenido un impacto porque se han seguido vendiendo viviendas y esto ha hecho posible que el sector esté afrontando nuevos proyectos.

Y luego que duda cabe que uno los grandes nichos de trabajo va a ser y está siendo ya, la rehabilitación y la reforma.

También hay un momento importante por parte de las diferentes administraciones apoyando la rehabilitación con subvenciones y la gente durante estos meses o año y medio que ha estado en su casa bastante tiempo, pues se ha dado cuenta que tenía que afrontar diferentes reformas en sus viviendas y adaptarlas a los tiempos actuales.

¿Se va a mantener este crecimiento del empleo en la construcción?

En general, hay que tener en cuenta que el sector de la construcción sufrió un impacto importantísimo en el 2008. Durante estos años ha intentado empezar a encontrar un cierto norte, un nuevo horizonte, pero hay que reconocer que veníamos de muy abajo y que este incremento de actividad hay que verlo en clave positiva.

Juan Carlos Bandrés cree que el sector en su conjunto, en el tema de la rehabilitación no sabe si tanto, pero en el tema de obra nueva va a tener que hacer un análisis porque evidentemente los costes de construcción han subido de manera importante, en principio por lo que lo que tanto se habla del incremento de los precios de las materias primas, y que este incremento de actividad va a hacer que la mano de obra, que por desgracia es una mano de obra demasiado especialista, va a haber un horizonte en el cual va a poder incrementar sus ingresos económicos y todo eso va a afectar a la situación de las de las empresas del sector de la construcción.

Pero bueno, partimos de un nivel tan bajo que hay margen de crecimiento.

¿Van a subir los precios de las viviendas en la periferia de Zaragoza?

No sé si un incremento importante pero sí que ha habido una parte de la población que antes no estaba interesada en este tipo de vivienda, que la veía como lejana y no le era muy atractiva y ahora justamente pues la lejanía o los barrios periféricos están teniendo mayor actividad.

Pero para el Sr. Bandrés, hay que reflexionar mucho, hay que tratar de no quedarse con una foto inmediata en materia de terrazas y muchas series de cuestiones y qué duda cabe que también hay que hablar con las diferentes administraciones para que la normativa permita hacer ese tipo de viviendas con terrazas más amplias.

Porque se ha generado mucho debate sobre que las viviendas tenían terrazas muy pequeñas, que por desgracia es cierto, pero es que la administración en general en sus normas urbanísticas en muchas ocasiones impide que eso se pueda incrementar.

¿Hay compradores de vivienda como inversión en Aragón?

Como concepto sí. Lo que pasa es que en la parte de lo que es la vivienda, es que estamos compitiendo con el número de viviendas que hemos fabricado años atrás que ha sido muy muy alto y entonces el gran reto del sector es demostrar al cliente que se puede hacer un producto diferente del que existe.

Un dato negativo del sector está en que del 100 por 100 de las transmisiones que se producen anualmente solo el 20% son obra nueva y el 80% son viviendas que ya existen y que pueden dar cobertura a ese inversor en el que estamos pensando, que en este momento en el banco se siente presionado porque le quieren cobrar por tener su dinero y pueden buscar una salida en ese aspecto. Está claro que  la obra nueva también lo es, pero Juan Carlos Bandrés cree que la obra nueva no tiene que ser competidora de la obra existente. Al contrario, tenemos que ir muy por delante de ese tema y cree que poco a poco se van a ir dando esas circunstancias y sí que se fijará y el sector en lugar de tener un peso de un 20% tendría que pasar a un 30 o 40% por lo menos y tenemos margen de crecimiento si somos capaces de dar con la clave.

¿Es el incremento de los costes de construcción un freno para el crecimiento del sector?

Desgraciadamente hay problemas y más que surgirán porque en muchos casos los costes de construcción van aumentando conforme se construye la obra y hay diferencia de precio entre los costes al inicio y al final de la promoción.

Por eso el sector tiene que hacer una apuesta fuerte por la evolución en la industrialización de la construcción y estamos ante un reto impresionante y apasionante, pero duro como todos los retos.