José María Herranz atiende el mercado inmobiliario en Miralbueno en su oficina de Ronda Ibón de Plan desde 2007

Situado al oeste de Zaragoza, Miralbueno comenzó siendo un barrio rural de parcelas, dedicado a la agricultura. A partir de 2003 el distrito se desarrolló enormemente con la construcción de numerosos pisos y posteriores equipamientos.

Hoy en día, Miralbueno cuenta con una población de 12.000 habitantes y un importante parque de viviendas, que sigue en aumento, pues actualmente es uno de los sectores más dinámicos en construcción de obra nueva.

De la realidad inmobiliaria de Miralbueno hablamos con API Herranz.

En general, ¿qué rasgos tiene la población de Miralbueno?

-Miralbueno es un barrio joven en términos generales. La edad media de sus residentes no llega a los cuarenta años y predominan claramente las familias con dos o tres hijos.

Estamos hablando de un distrito con una población más joven que la media de Zaragoza en su conjunto, con un rango de edad predominante de entre 35 y 45 años y alta población infantil, lo que denota su carácter de familias jóvenes y con hijos.

¿Cómo es el perfil de demandante de vivienda en este momento?

-El demandante de vivienda ahora es una pareja de entre 40 y 50 años, con hijos. Son profesionales con ingresos de tipo medio a medio alto y buena posición que buscan viviendas amplias, salida rápida de la ciudad, colegios cercanos y buenos equipamientos.

Les gusta este barrio por la amplitud de sus calles y abundancia de aparcamiento tanto cubierto, como en la calle. Son clientes que ya tienen casa en propiedad en su mayoría.

-Háblanos de las viviendas

-Dominan los bloques de pisos, muchos de ellos tienen zonas comunes privadas, con piscina. Respecto al tamaño, tres o cuatro dormitorios y de 90m² en adelante. En general, no son pequeños.

También hay construcción de adosados con zonas comunes igualmente, pero en menor proporción.

¿Es fácil alquilar vivienda en Miralbueno?

-Se alquila todo. Por ejemplo, una vivienda de 90 m² de tres dormitorios, con piscina y con un precio de entre 650 y 700 €/mes dura dos días anunciada.

A partir de 800 €/mes cuesta más alquilar, pero en conjunto, Miralbueno tiene demanda de alquiler por la amplitud de sus viviendas, de sus calles y por la abundancia de servicios y equipamientos.

-Desde hace bastantes meses hay muchas grúas en esta zona ¿Cómo es la vivienda nueva y en torno a qué precios oscila?

– Efectivamente, hay bastantes promociones en curso y otras recientemente entregadas. La obra nueva se encuentra en alza por varios motivos: pisos de mayor tamaño, con mejores calidades y terrazas más grandes. Además cuentan con zonas comunes amplias y esto es lo que buscan las familias.

En cuanto a precios, hay variedad. Depende de las terrazas, la altura y las zonas comunes. Hay precios desde 170.000 hasta más de 300.000€. Una cifra media sería 235.000€ por un piso de cuatro dormitorios.

Danos una pincelada de la evolución de precios en segunda mano.

Después de acumular una corrección de hasta el 50% hasta el año 2013, actualmente el precio de la segunda mano se encuentra estabilizado en torno a 2.200 €/m².

Un piso de segunda mano de 90 m² con 3 o 4 dormitorios, garaje, trastero y piscina (la gente busca zonas comunes) se vende en 200.000 €.

A partir de este precio la segunda mano no puede competir con la obra nueva, por eso el asesoramiento de un Api es fundamental, y en API Herranz estaremos encantados de ayudarles a comprar o vender su casa en Miralbueno.

¿Los vendedores bajan precios y se adaptan a la situación del mercado?

Hay que tener en cuenta que la corrección en el precio que han sufrido los pisos, hace que la venta siempre sea por un precio inferior y la gente se resiste a asumir una pérdida. Pero la función del Api es asesorarlos. A veces nos hacen caso y se lleva a cabo la compraventa en las mejores condiciones posibles para las dos partes, y otras veces prefieren probar suerte con precios inflados.

Con el paso del tiempo se dan cuenta de que no es el precio correcto.

Es importante saber transmitir a los clientes nuestra visión del mercado y experiencia porque trabajamos a diario con inmuebles y tenemos una perspectiva más amplia del entorno.

Por otro lado, los pisos que no se venden, se alquilan en su mayoría.