Los recientes resultados de tasa de paro no pueden ser más optimistas. Diez años después la tasa de paro desciende del 10%, una excelente noticia para el mercado inmobiliario.

En artículos precedentes analizábamos dos magnitudes especialmente relevantes para adelantarse a un posible cambio de ciclo en el mercado inmobiliario. Estas variables eran el número interanual de compraventas de vivienda y la tasa de paro.

En sendos artículos demostraban su capacidad para adelantar un cambio de ciclo inmobiliario,habiendo sido una referencia clara tanto en el cambio de ciclo de 2007 como en 2014. En consecuencia, recomendábamos intensamente su seguimiento por parte de todos aquellos que tuvieran especial interés en advertir posibles señales de cambio de tendencia.

Esta misma semana hemos actualizado los resultados de una de estas magnitudes: https://miaragon.es/1-vivienda/numero-compraventas/las-compraventas-de-vivienda-de-mayo-ratifican-la-continuidad-en-la-tendencia-alcista/

Las compraventas de vivienda publicadas por el INE correspondientes a mayo, procesadas adecuadamente en términos interanuales, como se describía en dicho artículo, pudieron constatar la consolidación de la tendencia alcista.

Esta misma semana el INE publicaba resultados de la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre de 2018, por lo que podíamos tener también resultados de la segunda magnitud de referencia en nuestro cuadro de mando inmobiliario. Recuérdese que la tasa de paro, tal y como explicamos (https://miaragon.es/1-vivienda/por-que-un-buen-profesional-del-sector-inmobiliario-debe-seguir-la-tasa-de-paro/), presentaba una enorme correlación con los cambios de ciclo, de modo que bajos índices de tasa de paro correspondían a alzas del mercado inmobiliario y viceversa.

Pues bien, como puede verse en el siguiente gráfico, en el segundo trimestre del año hemos descendido del 10% de tasa de paro, algo que no ocurría desde el cuarto trimestre de 2008. Han tenido que transcurrir prácticamente diez años para alcanzar esta favorable situación.

 

Desde el 22,86% del primer trimestre de 2014 la tasa de desempleo ha ido descendiendo hasta la situación actual. Los dos trimestres precedentes mostraban cierto grafo de incertidumbre, en la medida que habían supuesto un ligero descenso en la tasa de paro con respecto al trimestre previo. Sin embargo, los resultados del segundo trimestre de 2018 han despejado las incertidumbres, otorgando un excelente resultado de tasa de paro del 9,97%.

En consecuencia, ambos indicadores de previsión de tendencia del mercado de vivienda (número de compraventas interanuales y tasa de paro) han proporcionado excelentes resultados, mostrando una clara continuidad en la tendencia favorable del mercado inmobiliario de los cuatro últimos años.

Luis Alberto Fabra Garcés