El problema de la okupación parece haber llegado a nuestra comunidad.

Hasta la fecha habían sido problemas que podemos definir como puntuales, aunque seguro que si te habían perjudicado personalmente,…

No estarás muy de acuerdo con la definición de puntual.

De vez en cuando hemos visto noticias en medios de comunicación que avisaban de esta problemática sobre todo en ciudades como Madrid o Barcelona, donde llevaba mayor tiempo en la palestra y el número de okupaciones también era mayor.

Pero en los últimos meses, estamos viendo como en Zaragoza el problema de la okupación está pasando a ser serio.

Tanto para los propietarios como para los vecinos de los inmuebles o edificios okupados.

Sobre todo en algunas calles del centro histórico de Zaragoza y el entorno de Pignatelli.

El modus operandi que siguen los okupas

La mejor forma de entender un problema es conocerlo.

Por eso, el saber los métodos y los resquicios legales que utilizan para okupar una vivienda, puede ayudarte a prevenirlos.

Partimos de lo que decía la ley en el tema de desalojos.

Si una vivienda ha sido okupada de forma ilegal y se denuncia antes de un máximo de 48 horas, la policía puede desalojar la vivienda sin una orden judicial.

Pero si el tiempo de la okupación superaba esas primeras 48 horas,…

El problema se convertía en mucho más grave.

Necesitabas una orden judicial y hasta hace bien poco el proceso podía alargarse durante años, … con el consiguiente perjuicio para el propietario.

La mala noticia es que los colectivos okupas conocen la ley y sus resquicios y utilizan tretas y artimañas para burlarlas y okupar una vivienda durante un largo espacio de tiempo.

Y para combatirlos,… llegó la ley de desahucio expres.

La ley de desahucio expréx

Esta ley lleva en vigor desde el año pasado.

Llegó para cubrir este vacío legal y dar la posibilidad a los propietarios de recuperar su vivienda a corto plazo.

De hecho, si tienes tu vivienda okupada y pones una demanda en el juzgado, los okupas tienen un plazo de cinco días para presentar un título jurídico que acredite que son propietarios o están de alquiler y si no lo presentan, la administración fija el desahucio con una fecha y hora concreta en un auto que no tiene posibilidad de ser recurrido.

Pero no te vamos a engañar.

Es habitual que estas mafias okupas presenten documentos falsos que retrasan la actuación judicial y policial y por lo tanto el conseguir el desahucio de tu vivienda okupada.

Los plazos reales para recuperar una vivienda okupada suelen estar entre 1 y 5 meses.

Y también es muy importante conocer que esta ley solo protege a propietarios y Administraciones públicas cuyas viviendas sociales sean objeto de ocupaciones ilegales.

Pero excluye a entidades financieras, promotoras y fondos de inversión.

zaragoza

Cuánto dinero cuesta recuperar una vivienda okupada

Si tenemos en cuenta los participantes necesarios para llevar a buen puerto una demanda judicial para lograr la desokupación de una vivienda, podemos decir que el coste del desahucio te puede salir por unos 2000 euros de media.

Esto incluiría los honorarios de abogado, procurador y el cerrajero.

Pero estos son los gastos iniciales, porque seguro que vienen más.

Y es que las viviendas okupadas suelen sufrir desperfectos que tendrás que solucionar para volver a la situación previa con la consiguiente aportación de dinero.

Y si era una vivienda que destinabas al alquiler, la suma del dinero del tiempo que no hayas podido destinar la vivienda a tal fin.

Si que es cierto que debido a la proliferación de las okupaciones de vivienda, han surgido empresas que se dedican a desalojar viviendas por otras vías y que puede ser interesante que conozcas.

Se basan en que la mayoría de los okupas lo que buscan es dinero y se ocupan de negociar con ellos para llegar a un acuerdo económico para abandonen la vivienda.

Así pues, existe el problema de la okupación de la vivienda y sinceramente esperamos que nunca llegue a ocurrirte y que las administraciones pongan las medidas y los medios adecuados para que deje de ser un problema para los propietarios.