El aumento del precio de los materiales en una obra ha crecido de forma exponencial en los últimos meses. De hecho, según el informe “Impacto de la subida de las materias primas en la construcción”, de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), el crecimiento del precio de los materiales ha hecho que el coste de hacer una obra haya subido un 22%. Éste hecho, unido al retraso en la entrega de algunos materiales, está haciendo que casi un 40% de las obras hayan tenido que retrasar o paralizar el trabajo. A pesar del importante aumento de precio el sector, en Aragón no creen posible trasladarlo al cliente porque “no está dispuesto a pagar más”, aseguró Juan Carlos Bandrés, presidente de la Confederación de Empresarios de la Construcción de Aragón, en Aragón Radio.

El aumento de costes ha sido generalizado, pero especialmente importante en la madera con una subida del 125% o de la piedra, más de un 60. Otro de los problemas está siendo el retraso en la entrega de algunos materiales como maquinaria, sanitarios o grifería que tardan casi tres meses en ser entregados. Para el presidente de la patronal aragonesa, el aumento de costes es un problema sobre todo para las obras ya iniciadas y vendidas con el precio de los materiales de hace unos meses. Bandrés considera “muy difícil adaptarse porque no existen mecanismos. Las viviendas se han vendido hace un año y los precios de materiales son los de hoy. Va a ser un escenario inquietante y se abre una etapa delicada”.

El presidente de la patronal aragonesa, además, insiste en el cambio que tiene que dar el sector para poder adaptarse al futuro y a situaciones como la actual. “Entramos en una etapa muy diferente. Hay que industrializarse o digitalizarse. Las empresas tienen que ser completamente distintas en cinco años”, asegura

Bandrés cree que puede estar habiendo retrasos en las obras pero “hay que ser prudente. Se están produciendo giros en la situación y el problema fundamental son los costes y la mano de obra”.

Propuestas de la Confederación Nacional de la Construcción ante el aumento del precio de los materiales

Desde la CNC, han defendido que se establezca un sistema automático de reequilibrio que permita hacer frente a ese sobrecoste y, por tanto, tenga en cuenta las alteraciones de precios posteriores a la presentación de ofertas, tanto al alza como a la baja, buscando dotar de estabilidad al contrato. Para llevar a cabo esta medida desde la confederación han puesto sobre la mesa modelos que facilitan la realización de reclamaciones por parte de las constructoras hacia la Administración o el promotor del proyecto.

Las propuestas concretas de la patronal española se resumen en la derogación de la Ley de Desindexación en relación con los contratos públicos, establecer un sistema de reequilibrio frente a los sobrecostes y agilizar los fondos europeos para cumplir plazos y objetivos de la Unión Europea.