Con la llegada del mes de julio comienza la primera de las llamadas operaciones salida del verano y es muy probable que a lo largo de los meses de verano tengas planificadas o estés pensando en irte unos días de vacaciones.

Un período en el cual dejas tu vivienda habitual vacía durante un tiempo y que del disfrute de unos días de vacaciones, puedes pasar a la problemática de encontrarte con que tu vivienda ha sido okupada o han entrado a robar.

La okupación y los robos en las viviendas son problemas cada vez más frecuentes y existe un clamor popular que va in crescendo para que se produzcan cambios legislativos que protejan a los propietarios de vivienda.

Porque si bien frente a un robo puedes proteger tus bienes con un seguro de hogar que tenga esta garantía y en la que puedes incluso declarar los objetos de valor que tengas en tu vivienda, en el caso de la okupación el problema es bien distinto y te va a costar tiempo, una media de 6 a 8 meses y una cantidad de dinero entre 2500 y 10000 €.

4 recomendaciones para evitar que okupen o roben en tu vivienda durante las vacaciones

El primer paso y que parece sencillo es cerrar la puerta con llave. Incluso aunque la salida de la vivienda sea por un corto espacio de tiempo y de esta manera evitas que la gente pueda entrar en tu vivienda por la técnica del resbalón.

En segundo lugar, contar con una persona de confianza que se encargue de subir y bajar las persianas con cierta frecuencia, recoger el correo del buzón, encender y apagar las luces son algunas de las medidas disuasorias más recomendadas por los expertos.

Otra de las recomendaciones importantes es  evitar publicar en redes sociales que no estás en casa, porque sin duda está dando pistas de que tu vivienda está vacía en esos momentos.

La cuarta recomendación es buscar un lugar seguro para tus objetos de valor e incluso hacer un inventario de los mismos.

Y es que la okupación y los robos en viviendas han aumentado un 20% según los expertos y se han convertido en un problema y una realidad para miles de personas que ven invadidos sus hogares.

¿Qué hacer si tienes sospechas de que tu vivienda está okupada o han entrado a robar?

En el caso de que tengas indicios de que tu vivienda ha sido okupada o que han entrado a robar, las recomendaciones más importantes que tienes que seguir son:

  • No entrar en la vivienda si sospechamos que está okupada o se ha producido un robo.
  • Evitar tomarte la justicia por tu mano.
  • Llamar inmediatamente a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado para que dejen constancia de las personas que se han introducido dentro de la vivienda y para que quede reflejado en el atestado.
  • Posteriormente tienes que realizar una denuncia en la comisaría de policía o en el juzgado de guardia.

Seguir todos estos consejos harán que evites llevarte un disgusto durante las vacaciones y que las disfrutes con mucha más tranquilidad.

Para terminar, si estás buscando una segunda residencia en la zona del pirineo o pueblos cercanos, puedes ver aquí la oferta actual de vivienda en nuestro buscador inmobiliario.