Los resultados disponibles hasta finales de abril suponen cerca de 8.600 hipotecas en los últimos doce meses, el mayor resultado de los cinco últimos años

La actividad hipotecaria sobre vivienda consolida su ritmo de crecimiento en 2018 de acuerdo a los resultados publicados por el INE hasta finales de abril.

En el siguiente gráfico se muestran los resultados mensuales, de escaso significado por sí solos, los resultados anualizados al final de cada mes, que aportan muchísimo más criterio desde el punto de vista del análisis, y las tasas de variación anuales.

Este último dato, las tasas de variación anuales, como puede observarse en el gráfico, a pesar de sus oscilaciones, fruto de su cálculo sobre comparación de datos mensuales, proporcionan una adecuada visión del mercado hipotecario sobre vivienda en Aragón, en la medida que permite constatar el predominio de tasas positivas (eje de la derecha), pero además de elevada cuantía, normalmente con ritmos de crecimiento por encima del 20% con respecto al mismo mes del año precedente.

Al igual que el mercado de compraventas, la actividad hipotecaria presenta un cambio de tendencia a partir de finales de 2014, consolidando una tendencia positiva a partir de entonces.

Las barras naranjas, que muestran las compraventas anualizadas al final de cada mes, constatan claramente el constante aumento del número de hipotecas concedidas sobre vivienda en nuestra comunidad autónoma.

Las cerca de 8.600 con las que se ha cerrado el periodo que va desde mayo de 2017 a abril de 2018 supone el mayor resultado de los últimos cinco años.

Como puede observarse en el gráfico, todavía muy lejos de cifras del pasado, pero sí dentro de un ritmo favorable de crecimiento.

Con respecto al número de compraventas anuales en nuestra comunidad autónoma (12.455 en el primer trimestre de 2018), supone que en la actualidad el 70% de las compraventas cuenten con financiación hipotecaria.

Esta actividad hipotecaria resulta fundamental para consolidar ritmos de crecimiento favorables en el número de compraventas. En consecuencia, el mercado hipotecario, como variable con especial incidencia sobre el comportamiento del mercado inmobiliario, sigue contribuyendo positivamente en su evolución y perspectivas.