Octubre ha cerrado con cerca de 9.000 nuevas hipotecas sobre vivienda en los últimos doce meses en Aragón

Estos resultados, tal y como puede observarse con claridad en el gráfico, supone una continuidad en la intensa tendencia alcista del número de hipotecas concedidas sobre vivienda.

El mercado hipotecario está contribuyendo positivamente a que el mercado de compraventas siga creciendo ya que permite que aquellas personas que no cuentan con los recursos suficientes para la compra de vivienda, puedan plantearse dicha compra al volver a existir un mercado hipotecario activo.

Los niveles de concesión de crédito hipotecario, en términos de euros concedidos, también siguen creciendo intensamente. A cierre de octubre se acumulan más de 871 millones de euros concedidos en los últimos doce meses, frente a los poco más de 546 millones de euros en 2014. Tal y como se observa en el siguiente gráfico la tendencia es claramente alcista tanto en número de hipotecas como en euros concedidos.

En un escenario de altos precios del alquiler, no pocas familias se vuelven a plantear la disyuntiva entre la compra y el alquiler. Lo que en un escenario de dificultades financieras, como ocurrió con la crisis financiera, económica e inmobiliaria, suponía optar necesariamente por el alquiler de vivienda, en los últimos años, con la reactivación del mercado hipotecario, está suponiendo que en no pocos casos las «cuentas» declinen la balanza a favor de la compra.

Los bajos tipos de interés también están ayudando a que la financiación barata favorezca la opción de la compra frente al alquiler.

En todo caso, dichas «cuentas» deben tener en consideración la capacidad económica actual y futura. Los créditos hipotecarios se formalizan a una media de 23 años, por lo que el escenario económico previsible a la hora de afrontar el pago debe tener presentes horizontes temporales de esta naturaleza.

La opción del alquiler aporta mayor flexibilidad, mayor capacidad de adaptación a las circunstancias económicas de cada momento. Por lo que, desde un punto de vista económico, en no pocos casos debe tenerse en cuenta esta opción.

El hecho de que el mercado hipotecario siga creciendo  ritmos intensos (a mediados de 2014 se alcanzaron los mínimos por debajo de las 5.500 hipotecas sobre vivienda anuales en Aragón) supone que en muchos casos esta disyuntiva se está decantando a favor de la compra.

Las entidades financieras también han ayudado a que esta favorable evolución del mercado hipotecario se vaya produciendo. La concesión de crédito hipotecario solvente es una de las mejores alternativas de comercialización de producto para las entidades financieras en un escenario de bajos tipos de interés, como viene ocurriendo en los últimos años.

Las previsiones muestran con claridad una continuidad de esta tendencia por lo que respecta a la concesión de nuevos créditos hipotecarios sobre vivienda. En consecuencia, por lo que respecta al comportamiento del mercado de compraventas de vivienda, por este lado se encuentra ante un factor con una clara incidencia positiva.

Todo ello, acompañado de una continuidad por lo que respecta a los bajos tipos de interés y un aumento de los precios del alquiler de viviendas, hace presagiar una activa presión alcista en la demanda de vivienda de compra, la principal opción de los ciudadanos españoles.