El segundo trimestre de 2018 el porcentaje del salario dedicado a la hipoteca fue del 25’13%

El cálculo de este indicador se realiza tomando la hipoteca contratada y el coste salarial de cada trimestre, de modo que se pueda seguir la evolución del esfuerzo financiero que supone el endeudamiento hipotecario y sean posible las comparaciones territoriales.

Así en Aragón, desde el último trimestre de 2013 este indicador de esfuerzon no ha parado de disminuir con respecto al mismo trimestre del año anterior hasta el tercer trimestre de 2017, cuando el porcentaje aumenta en este y los dos siguientes trimestres. El último dato publicado, de junio de 2018, indica una reducción del porcentaje.

Con respecto a la media española, Aragón se situa muy por debajo. Mientras en España se dedica el 29’10% al pago de la hipoteca en junio de este año, en Aragón el porcentaje es del 25’13%. La diferencia entre ambos porcentajes comienza a esta a favor de los aragoneses en el cuarto trimestre de 2013, momento a partir del cual no ha dejado de agrandarse la diferencia hasta alcanzar los actuales 3’97 puntos porcentuales. Lo cierto es que, salvo durante períodos relativamente cortos, el esfuerzo realizado por los aragoneses ha sido siempre (o al menos desde 2003) menor de lo que indicaba la media nacional. Los últimos años en España han supuesto una acentuación de las diferencias geográficas en cuanto al comportamiento del mercado inmobiliario que se han reflejado en diferente evolución de precios, diferencias en cuanto a la disponibilidad de vivienda, en cuanto a su uso o en la evolución del precio de los alquileres. En Aragón predomina el uso de la vivienda como primera residencia (salvo unas pocas localidades donde el turismo vacacional es relevante), por lo que la evolución del mercado está asociada a la evolución de la capacidad adquisitiva de las familias aragonesas en mayor medida que en otros lugares de la geografía española.