Los incrementos trimestrales se han ido intensificando, cerrando el año con un aumento de precios de dos dígitos