Cuando se produce una compraventa es normal que surjan dudas para ver quién tiene que hacerse cargo de cada uno de los impuestos que se generan con  la compraventa de una vivienda.

Uno de ellos es el IBI, y para intentar aclarártelo hemos vuelto a contar con nuestro abogado experto en vivienda Luis Solana.

¿Se puede repercutir el IBI en la compraventa de una vivienda?

La doctrina fijada por la STS 15/06/2016 es clara en tanto en cuanto “declara como doctrina jurisprudencial que el art. 63.2 de la Ley de Haciendas Locales se ha de interpretar de forma que, en caso de ausencia de pacto en contrario, el vendedor que abone el IBI podrá repercutirlo sobre el comprador, en proporción al tiempo en que cada una de las partes haya ostentado la titularidad dominical y por el tiempo que lo sea.”

Por lo tanto, de acuerdo con esta doctrina, …

El vendedor sí puede repercutir al comprador el IBI al comprador en la parte proporcional al tiempo que sea propietario de la vivienda.

La razón estriba en que, de acuerdo con el artículo 63.2 del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales, existe la “facultad del sujeto pasivo de repercutir la carga tributaria soportada conforme a las normas de derecho común”, de donde el Tribunal Supremo razona que, a falta de pacto en contrario, el vendedor podrá repercutir la parte proporcional del IBI al comprador. Recordemos que el IBI o Impuesto sobre Bienes Inmuebles es “un tributo directo de carácter real que grava el valor de los bienes inmuebles” en los términos establecidos en la Ley; siendo su sujeto pasivo, es decir, su obligado tributario, quien ostente “la titularidad del derecho que, en cada caso, sea constitutivo del hecho imponible de este impuesto”, en nuestro caso el titular del derecho de propiedad.

Podría plantearse si al ser una norma de carácter administrativo pudiese tener cabida una interpretación así e, incluso, si esta interpretación pudiese contradecir el artículo 81.3, c) del Texto Refundido de la Ley de Consumidores y Usuarios en tanto en cuanto prohíbe toda estipulación “que imponga al consumidor el pago de tributos en los que el sujeto pasivo es el empresario”; más aún cuando en el caso resuelto por el Tribunal Supremo trataba de un conflicto entre empresas.

Sin embargo, en el caso del IBI, aún en el supuesto de una venta entre empresario y consumidor, a la vista de la interpretación que el Tribunal Supremo hace del artículo 63.2 del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales en relación con los artículos 609 y 1445 y siguientes del Código Civil, en cuya virtud la parte compradora “debe considerarse propietaria desde el momento de la entrega” de la vivienda, parecería correcto su repercusión en todo caso y a salvo, insistimos, y como subraya el Tribunal Supremo, existiera pacto en contrario.

Luis J. Solana
Simplifica lo legal.