Tras años de espera, la Junta de Compensación del Área de Intervención F-55/2, situada en la Avenida Cataluña de Zaragoza (muy cerca de la conexión con la Z-30), comenzará la semana que viene la urbanización de los 16.000 metros cuadrados de parcela. Un área que incluirá 9.000 metros cuadrados de zonas verdes y equipamientos y varios edificios de ocho alturas hasta completar 182 viviendas. La zona verde que se va a construir es una especie de parque lineal con importantes zonas verdes y grandes parterres que ayudarán al cambio que se pretende con la reforma de la Avenida Cataluña.

Los trabajos tienen una duración estimada de 14 meses y los promotores de la vivienda, el grupo aragonés Lobe, quiere compaginar los trabajos de urbanización con los de construcción. Para Juan Carlos Bandrés, director general del grupo, con la remodelación de la zona anunciada por el Ayuntamiento de Zaragoza, ésta “va a ser una de las zonas más atractivas de la capital aragonesa”.

Aunque todavía no han comenzado los trabajos de comercialización, desde la promotora tienen muy buenas sensaciones. “Hemos detectado que la zona tiene muy buen interés. Cuando se vea la urbanización, comenzaremos a promocionar y no tenemos duda de que se va a poder vender con cierta tranquilidad”, indica Bandrés.

La urbanización de la parcela llega solo una semana después de que el Ayuntamiento de Zaragoza anunciara la reforma de la Avenida Cataluña. El consistorio invertirá 4,5 millones de euros en esta demandada obra. Se quieren empezar los trabajos en 2022 con una duración estimada de 14 meses. Se va a actuar en 500 metros en la zona cercana a la Z-30, justo el lugar donde está la parcela donde van a comenzar los trabajos.