Para el conjunto de 2017 el valor tasado de la vivienda se ha mantenido relativamente estable, con un descenso interanual del -0,10%

El precio tasado de la vivienda, publicado por el Ministerio de Fomento, sigue mostrando una notable estabilidad a lo largo de los últimos años. Desde 2014 el valor tasado de la vivienda en Aragón, trimestre tras trimestre, ha mantenido niveles próximos a los 1.200 €/m2.

El intenso ajuste durante el periodo 2007-2013, puso freno en 2014 para dar paso a un periodo caracterizado por la estabilidad de precios, al igual que muestran los resultados de precio medios del Colegio de Registradores.

Las tasas de variaciones trimestrales e interanuales proporcionan movimientos escasamente relevantes trimestre tras trimestre, consolidando una perspectiva claramente caracterizada por la estabilidad de precios.

Sin embargo, los dos últimos trimestres las tasas de variación trimestrales han alcanzado incrementos trimestrales superiores al 1% (1,39% en el tercer trimestre de 2017 y 1,64% en el cuarto trimestre de 2017), lo que parece albergar una cierta tendencia alcista dentro del contexto de estabilidad de precios.

A lo largo de próximos trimestres deberemos seguir atentamente los resultados presentados para constatar la existencia o no de una tendencia distinta a la presentada durante los cuatro últimos años, en línea con lo que viene ocurriendo en otras áreas de la geografía española.

La evolución del mercado, así como los resultados mostrados por otras fuentes, fundamentalmente el Instituto Nacional de Estadística, parecen mostrar que la tendencia más probable es de continuidad de la línea seguida durante los dos últimos trimestres en el precio tasado de la vivienda, es decir, una tendencia alcista, pero con bajas tasas de crecimiento.

A pesar de este crecimiento trimestral, las tasas interanuales todavía mantienen ligero signo negativo (-0,10% en 2017) como consecuencia de los ajustes de precios tasados de la vivienda en Aragón durante la primera mitad del año 2017. En 2018 previsiblemente volveremos a la consecución de tasas interanuales positivas, tal y como ya ocurrió a lo largo de 2017.