Hoy vamos a hablar de segundas residencias,  y concretamente de otro de los destinos preferidos por los aragoneses: La Costa Dorada y Salou.

Así, completamos este especial de segundas residencias que iniciamos la semana pasada, en el que os compartimos la situación actual de las  segundas residencias en la montaña y en la playa en dos de los destinos preferidos de los aragoneses y que no son otros que, los pirineos para los que buscan montaña, y la Costa Dorada y concretamente Salou para los que buscan sol y playa.

Y para hablar de la situación del mercado inmobiliario en la Costa Dorada, contamos de nuevo en la sección del portal inmobiliario en el programa Diario Económico con el experto Quim Cristiá, del grupo inmobiliario y turístico Brisasol. 

Un grupo que tiene más de 60 años de experiencia y desde el que dan servicio inmobiliario, de administración de fincas, alquiler de apartamentos turísticos, seguros y servicios turísticos y de la que forma parte la inmobiliaria Brisasol, con oficinas en Salou y en la céntrica Plaza Aragón de Zaragoza.

Inmobiliaria Brisasol en Zaragoza

La reactivación del mercado inmobiliario en la Costa Dorada después del confinamiento

Para Quim, la situación se está reactivando aunque las ventas no son las mismas en todas las nacionalidades. Se empieza a notar después de la pandemia que las cosas van mejorando y que se está moviendo de nuevo el mercado inmobiliario de la Costa Dorada, recuperando incluso niveles precovid y además ese está notando una reactivación importante de lo que es el mercado nacional y sobre todo de Aragón.

Aunque es cierto que el mercado extranjero sigue un poco más flojo.

¿Cómo se está comportando el precio de una segunda residencia en la Costa Dorada?

A esta reactivación ayudan los precios porque están, en cierta manera tranquilos.

La previsión es al alza, así que desde Brisasol consideran que ahora es un buen momento para adquirir una segunda residencia en este destino de tanta preferencia para las personas y familias aragonesas.

Nos traslada Quim Cristiá que los precios están estables y de ahí que sea un buen momento para hacer una inversión en la Costa Dorada, porque venimos de un momento en el que ha habido un poco de parón en el que se ha producido un pequeño ajuste de precios y la previsión de Brisasol es que los precios suban a partir de ahora. Por lo tanto, es un momento interesante para invertir en una segunda residencia en la Costa Dorada.

En cuanto a la oferta existente, es fundamentalmente de vivienda usada porque la construcción de vivienda nueva está bastante parada en la zona.

Pero al haber muchas personas que venden los precios también se mantienen estables.

¿Qué perfil tienen los clientes que compran una vivienda en la Costa Dorada?

Los aragoneses que buscan una segunda residencia en la playa, históricamente han apostado por comprar una segunda residencia en la Costa Dorada y concretamente en la zona de Salou.

Y es que el cliente aragonés es un cliente muy fiel, que le gusta mucho la Costa Dorada, que le gusta mucho Salou en particular y que es un cliente que no falla, en el sentido que a nivel turístico viene mucho, pero que a nivel de segunda residencia también.

Por lo tanto, es un mercado muy importante en la Costa Dorada y lo habitual es que sean familias con niños, que quieren tener una segunda residencia para tener unas vacaciones cerca de casa, que le permite también escaparse los fines de semana porque la distancia en coche es muy asumible y que quieren aprovechar los atractivos de la Costa Dorada, más allá del sol y la playa.