Primero fue la Sentencia del Tribunal Constitucional n° 59/2017, de 11 de mayo, la que declaró que, ante la ausencia de incremento de valor en la transmisión de bienes inmuebles, no podía haber sujeción a la plusvalía municipal.

Después fue la Sentencia del Tribunal Constitucional nº 126/2019, de 31 de octubre de 2019 la que declaró que, aún habiendo incremento de valor, si la cuota a satisfacer por plusvalía era superior al incremento patrimonial obtenido por el contribuyente, tampoco podía haber sujeción al impuesto.

Y, ahora, el Tribunal Constitucional se va a volver a pronunciar para dejar al impuesto de la plusvalía municipal sin fórmula con la que calcular la cuota tributaria en tanto el método objetivo para calcular el impuesto provoca que siempre exista aumento de valor.

Y todas las Sentencias sobre la base de un mismo argumento:

El principio de la capacidad económica del artículo 31 de la Constitución Española. Es decir, que si no tengo ganancia no tributo.

Conclusiones de la Plusvalía Municipal

En resumen:

  • La plusvalía municipal es un impuesto que grava el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana puesto de manifiesto al transmitir la propiedad o un derecho real sobre un inmueble urbano.
  • A pesar de todas las Sentencias del Tribunal Constitucional, sigue habiendo plusvalía municipal si hay incremento de valor.
  • Que la carga de la prueba de la falta de incremento corresponde inicialmente al obligado tributario, aunque a este solo debe aportar un principio de prueba de la inexistencia de tal incremento de valor. Y, aportado ese principio de prueba, es la administración municipal quien debe acreditar que sí ha existido un incremento suficiente que suponga el devengo del impuesto.
  • Sin embargo, la falta de fórmula para determinar la cuota tributaria determina, de facto, que hasta que el legislador no regule de nuevo este impuesto, no se podrá pagar plusvalía municipal.

Luis J. Solana

Abogado

La importancia de estar bien asesorado.