Los materiales suben el precio de la vivienda nueva.

Esta es la conclusión más importante de los datos que te vamos a presentar a continuación.

Y es que como en cualquier otra situación, el incremento de la calidad en los materiales que se emplean en la construcción de las viviendas de obra nueva y la subida de precios de estos materiales, están siendo una de las consecuencias directas en que el precio de la vivienda nueva esté subiendo.

Lo analizamos con detalle.

El incremento del coste de los materiales suben el precio de la vivienda nueva.

El Ministerio de Fomento publica mensualmente la evolución de los costes del sector de la construcción.

En dichos resultados, además de elaborar un índice general de comportamiento de estos costes, desglosa entre la evolución de los costes de la mano de obra y los costes de consumo de materiales.

Los últimos datos disponibles hasta la fecha corresponden a mayo de 2019.

Tomando en consideración la evolución durante los últimos tres años, de modo que podamos contar con una referencia temporal relativamente amplia, en dicho periodo los costes totales del sector de la construcción se han incrementado un 5,44%, muy por encima de la inflación.

El citado desglose entre costes de mano de obra y costes de materiales, proporciona un crecimiento de costes mucho más intenso en materiales, con un alza del 7,60% en los tres últimos años.

Mientras que los costes de mano de obra se han incrementado un 1,05%.

En la siguiente tabla resumimos algunos de estos resultados:

Una perspectiva mucho más amplia la podemos obtener a través del siguiente gráfico, donde se observa la mayor intensidad de crecimiento durante los tres últimos años.

Especialmente en el coste de materiales, frente al comportamiento de años precedentes, caracterizado por la estabilidad de costes.

Las causas de la subida de precios de las viviendas de obra nueva.

A lo largo de los últimos años del actual ciclo de recuperación del mercado inmobiliario, se suele hacer referencia al crecimiento de precios observado en las viviendas de obra nueva.

Dicho comportamiento alcista se suele achacar al aumento de la calidad media.

Y efectivamente ha sido así, tanto por el hecho de construir viviendas con una mayor superficie media, como por configurar un producto terminado de vivienda nueva mucho más atractivo, con calidades superiores, eficiencia energética, diseño….

Que, lógicamente, supone unos mayores costes de ejecución material, que deben ser trasladados al comprador.

Sin embargo, se suele hacer una menor referencia al hecho de que los costes de construcción también se están viendo incrementados, tal y como demuestran los resultados publicados por el Ministerio de Fomento.

En consecuencia, dicho incremento de costes de los materiales suben el precio de la vivienda nueva, y se presenta como uno de los efectos directos en este incremento de precios.

En ocasiones se tiende a buscar explicaciones enrevesadas a hechos obvios.

Puede que esta sea una de esas situaciones.

Sin duda, desde el lado de la demanda, es preferible contar con precios bajos,.

Pero cuando acudimos a una tienda a comprar un producto de mayor calidad y con una influencia alcista en sus costes de producción, lo normal es que nos aumenten los precios.

En este caso, afortunadamente, el resultado está siendo la consecución de un parque inmobiliario de calidad y atractivo, a pesar de que el incremento de coste de los materiales suben el precio de la vivienda nueva.

Luis Alberto Fabra Garcés