Aragón se encamina hacia las 13.000 compraventas anuales, de las que cerca de 9.500 corresponden a la provincia de Zaragoza. Todas las provincias consolidan la tendencia alcista

No soy amigo de las estadísticas mensuales. De hecho me suelo negar a su análisis cuando algún medio de comunicación requiere de su interpretación. Esta realidad no quita para que podamos utilizarlas para seguir el comportamiento del mercado, pero con una adecuada reelaboración. Intentaré explicarme.

En el siguiente gráfico muestro la evolución del número de compraventas de vivienda en Aragón y provincias tal y como las publica el INE desde el nacimiento de la serie histórica (2007). Mes tras mes vamos observando dichos resultados.

La tendencia se muestra claramente alcista, observándose directamente del gráfico en los casos de Aragón y las provincias de Zaragoza y Huesca. De igual modo se observan constantes dientes de sierra, propios de las series de resultados mensuales, de ahí los riesgos de trabajar directamente sobre estos datos. Por ejemplo, los resultados de mayo de 2018 muestran cómo en la provincia de Teruel las compraventas de vivienda han aumentado un 61,19% y las de la provincia de Huesca han descendido un -0,96%. Los sustos pueden ser constantes, perdiendo una adecuada visibilidad del mercado. En síntesis, no saquemos conclusiones de comportamiento de mercado en base a resultados mensuales.

Por tanto, ¿qué debemos hacer? Algo muy sencillo: anualizar los resultados, es decir, para cada mes, tomar las compraventas acumuladas en los últimos doce meses. Así sí que vemos adecuadamente las tendencias. Adjunto a continuación dicho gráfico, que recoge las compraventas de vivienda de los últimos doce meses al cierre de cada mes para Aragón y cada una de las provincias.

Tal y como puede observarse la visibilidad de mercado cambia radicalmente. Aquí sí observamos las tendencias. Efectivamente podemos decir que las compraventas de mayo, último dato publicado por el INE, consolidan la tendencia alcista de las compraventas de vivienda en Aragón y todas sus provincias.

Concretamente, Aragón registra 12.834 compraventas de vivienda en los últimos doce meses, de las que 9.424 han correspondido a la provincia de Zaragoza, 2.410 a la provincia de Huesca y 1.000 a la provincia de Teruel.

En la provincia de Teruel no se alcanzaban las 1.000 compraventas anuales desde 2011, es decir, se sitúa en máximos de los últimos siete años.

La provincia de Zaragoza, con el 73,43% de las compraventas de la comunidad autónoma, se configura como el motor del crecimiento en el mercado inmobiliario de vivienda de Aragón. Las 9.424 compraventas de vivienda registradas en los últimos doce meses suponen el máximo desde comienzos de 2011. De hecho supone niveles de compraventas similares a la segunda mitad de 2008.

La provincia de Huesca, con 2.410 compraventas de vivienda en los últimos doce meses consolida resultados. En abril se alcanzó un resultado de 2.412 compraventas. Estos resultados suponen el mayor número de compraventas anual desde 2010, por tanto, máximos de los últimos ocho años.

Si queremos obtener una visión de mercado algo más detallada puede resultar de ayuda añadir la evolución de las tasas de variación interanuales obtenidas sobre los resultados anualizados, nunca sobre los resultados mensuales. Adjunto a continuación un gráfico de dicha evolución de tasas de variación anuales para Aragón y provincias.

Aquí podemos obtener nuevamente una excelente visibilidad del mercado. Puede observarse cómo es a partir de 2014 cuando las tasas interanuales consolidan el signo positivo, dando lugar a un progresivo incremento de sus cuantías. En Aragón (línea azul) llegó a superar niveles de crecimiento del 20% ya que el crecimiento fue radical en el cambio de tendencia ya que se venía de cuantías muy bajas de compraventas. En 2015 llegó a niveles de crecimiento interanual superior al 20%, para dar paso posteriormente a cuantías próximas al 15%.

Resulta destacable en Aragón que la tendencia de crecimiento interanual se viene intensificando durante los últimos meses, de ahí las perspectivas favorables que el mercado inmobiliario aragonés mantiene en la actualidad.

Un mismo análisis para las provincias puede dar lugar a la correspondiente interpretación de resultados para cada caso. Advertimos de los riesgos para el caso de Teruel en la medida que ámbitos geográficos de baja actividad, como ocurre con Teruel, están expuestos a situaciones coyunturales.

En todo caso, con carácter general se observa una continuidad en la línea positiva del mercado de vivienda, que por supuesto seguiremos analizando y describiendo en MIaragon.es, proporcionando la mejor visión posible del mercado a nuestro lectores.

Luis Fabra Garcés