Las 150 compraventas de vivienda registradas en el primer trimestre del año suponen el segundo mayor resultado de los últimos cuatro años y medio

Las 165 compraventas del cuarto trimestre de 2016 son las únicas que superan las registradas en el primer trimestre del año, segundo mayor resultado de los últimos dieciocho trimestres.

Con respecto al mismo trimestre de 2017 el incremento anual ha sido del 15,38%.

Desde los mínimos de 2012 y 2014, con menos de 70 compraventas trimestrales en determinados trimestres de dichos años, se ha pasado a que en la mayor parte de los trimestres de 2017 y el primer trimestre de 2018 se haya registrado más del doble de compraventas trimestralmente.

El año 2017 y lo que llevamos de 2018 muestran una notable fortaleza, consolidando regularmente niveles de compraventas trimestrales por encima de las 130 regularmente. De hecho, la tasa de variación interanual (línea roja) proporciona niveles de crecimiento muy destacados en la mayor parte de los últimos trimestres.

Sin duda se trata de un escenario claramente favorable, siendo previsible consolidar en próximos trimestres niveles de compraventas trimestrales por encima de las 150 del último trimestre.

Los resultados interanuales, especialmente interesantes desde el punto de vista del análisis de tendencias, proporcionaban un constante e incesante ritmo de crecimiento desde el tercer trimestre de 2014 (mínimo interanual con 270 compraventas de vivienda anuales) hasta el tercer trimestre de 2017, con 565 compraventas, es decir, más del doble en tres años.

Sin embargo, el cuarto trimestre de 2017 mostró un descenso significativo, que podía suponer un cambio de tendencia. El resultado del primer trimestre del año, que ha proporcionado un nuevo incremento en los resultados interanuales, sin llegar a alcanzar el alcanzado en el tercer trimestre de 2017, ha supuesto retomar una tendencia alcista, alcanzando el tercer máximo resultado de los tres últimos trimestres.

Los resultados del segundo trimestre del año proporcionarán una mejor visibilidad de la tendencia, que estimamos se decantará hacia una continuidad en la tendencia alcista.