La provincia de Zaragoza presenta una destacada verticalidad en el aumento del peso de compra de vivienda por extranjeros

Aragón, tras las comunidades autónomas isleñas y mediterráneas, es la comunidad autónoma con mayor porcentaje de compra de vivienda por extranjeros, tal y como describíamos en un post anterior:

La compra de vivienda por extranjeros sigue creciendo en Aragón durante el primer trimestre del año

Sin embargo, una desagregación provincial de los resultados, tal y como se muestra en el siguiente gráfico, permite constatar que la provincia de Zaragoza y, en particular, la capital, se configura no sólo como el motor más relevante de dicho crecimiento, sino también el que está presentando una mayor intensidad.

En el primer trimestre de 2018 la provincia de Zaragoza alcanzó un 7,25% de compra de vivienda por extranjeros, siendo que en 2012 dicho peso era del 3.09%. Año tras año ha ido creciendo, alcanzando el 4,54% en 2014, el 5,76% en 2015, el 6,58% en 2016 y el 7,03% en 2017. Cada año se ha venido incrementando en 1 punto porcentual aproximadamente el crecimiento, pudiendo llegar a cerrar 2018 en niveles próximos al 8% de compra por extranjeros.

El ritmo de crecimiento es especialmente intenso, como puede observarse en el gráfico, constando el hecho de que la demanda extranjera, nuevamente, se ha convertido en un factor relevante en el mercado inmobiliario de Zaragoza.

La provincia de Huesca venía mostrando igualmente una favorable evolución (2,93% en 2012, creciendo hasta el 6,54% de 2017), que se ha visto ligeramente ralentizada en el último resultado trimestral (5,26%). En todo caso, habrá que esperar la próxima presentación de resultados, que podremos disponer a lo largo de la próxima semana, para ratificar la evolución de dicha demanda.

En un plano mucho más débil se sitúa la demanda extranjera en la provincia de Teruel, que tradicionalmente se viene situando en cuantías por debajo del 2%.

En consecuencia, podemos indicar que la demanda extranjera nuevamente se configura como un factor relevante de nuestro mercado inmobiliario, con un comportamiento asimétrico por provincias.

En la descripción de nacionalidades que hicimos en el post cuyo vínculo hemos incorporado, se observaba que se trata de una demanda extranjera vinculada fundamentalmente a fines laborales, a diferencia de las pronvicias costeras, con un perfil de demanda extranjera de nacionalidades con fines turísticos, con mayor renta per cápita. En consecuencia, la demanda extranjera de vivienda en Aragón está muy vinculada con la actividad económica.

En la medida que el crecimiento económico se consolide, dando lugar a una reducción de las tasas de desempleo, la demanda de vivienda por extranjeros se mantendrá o incluso tenderá a intensificarse, siendo un factor positivo más desde el punto de vista de la actividad inmobiliaria.

En breve dispondremos de resultados del segundo trimestre, que sin duda analizaremos y comunicaremos en MIAragon.es

Luis Fabra Garcés