El sector inmobiliario se mantiene a flote a pesar de la crisis económica provocada por el coronavirus. El mercado de la compraventa de vivienda se ha estabilizado y lo que más se busca es obra nueva y en zonas residenciales.

El sector de la construcción subsiste a pesar de la pandemia. Lo demuestran las nuevas promociones y las cifras de compraventas realizadas en el último año. 2600 solo en Aragón. Cuentan desde las inmobiliarias que en el momento que tienen un producto nuevo hay un aluvión importante de llamadas.

Por lo que se refiere a la obra nueva, nos indica el experto Luis Fabra, director de GAMERIN que se ha cerrado 2020 con más de 2100 visados de obra nueva. Ligeramente por debajo (un dos por ciento) por debajo del año 2019.

Nos lo cuenta Luis Fabra en este interesante reportaje de vivienda en los informativos territoriales de TVE.

Los cambios en las preferencias de vivienda y la estabilidad de los precios

El confinamiento nos ha generado nuevas necesidades dentro de los hogares y muchos han optado por cambiarse de vivienda. Lo más demandado son viviendas, en urbanizaciones, zonas comunes con jardines, con piscina,…

Ahora se antepone la calidad de la vivienda a la ubicación. Se demandan casas cada vez más grandes, con terraza o jardín. Un factor que ha provocado el crecimiento de la periferia de las ciudades y también de los pueblos de alrededor.

Por ejemplo, Cuarte de Huerva es la localidad donde más compraventas se han realizado en los últimos 3 meses.

En opinión del experto Luis Fabra, ante un bajo presupuesto, conseguir más metros nos lleva a esa necesidades de desplazarnos y con el teletrabajo, la ubicación ya no es un aspecto tan relevante. Residir tan cerca de lo que es el ámbito en el que estamos trabajando.

Los precios no han sufrido variaciones, lo que constata dicen los expertos que el mercado se encuentra estable. De hecho, se promueve un 17% menos de lo que se vende.

La falta de vivienda en Huesca capital

Un piso de 90 metros cuadrados en Huesca capital cuesta de media 300000€. Los de más de 100 metros, según zonas 400000.

El cliente que puede pagar un precio de un piso rondando los 400000 € son posiblemente 1 de cada 10. Apenas hay suelo para edificar. Los precios desorbitados y de media al año se necesitan entre 250 y 300 viviendas de obra nueva.

Si lo comparamos con San Sebastián, Madrid, Barcelona,… pero quizás en Zaragoza tengamos más oferta que incluso en Huesca. Se acaba de desatascar después de 20 años el proyecto de la zona de las harineras. 1300 pisos en el centro y ninguno de promoción pública.

Hay muchísimas personas con diferentes problemáticas y poder adquisitivo que ya no puede acceder a la compra de una vivienda y tiene que recurrir a viviendas de alquiler. Calculan que hay 5000 pisos vacíos. Apenas hay de alquiler.

Ayuntamiento y vecinos piden que el Gobierno de Aragón construya viviendas de VPO en el antiguo solar de la Merced.

No se ha construido ninguna en 10 años.

En el solar de la antigua cárcel de Huesca están previstas 200 viviendas que todavía no se han construido. No hay vivienda asequible en la ciudad de Huesca.