El Gobierno de Aragón ha publicado la Orden VMV/913/2021 por la que fija los criterios de los 1,7 millones de euros que destinará al pago de ayudas al alquiler para las víctimas de violencia de género, personas objeto de desahucio de su vivienda habitual, ciudadanos sin hogar y otras especialmente vulnerables. Los fondos llegan del Plan Estatal de Vivienda y las solicitudes se pueden presentar hasta el 31 de octubre de 2021.

Se quiere llegar a unos 240 beneficiarios y se les ofrece una ayuda económica directa que suponga cubrir el 100% del pago del alquiler, con un máximo de 600 euros mensuales, y una duración máxima de 12 meses.

Dicha ayuda podrá concederse para el pago del alquiler abonado entre el 1 de enero de 2021, o la fecha de inicio del contrato, si es posterior, y el 31 de diciembre de 2021, o la fecha de finalización del contrato, si es anterior. El procedimiento de concesión de estas ayudas es de forma directa, por la naturaleza excepcional, única e imprevisible de los acontecimientos que las motivan.

Una de las novedades en esta convocatoria, es que una vez resuelta la ayuda se procede al pago de una sola vez de la misma. La estimación es que se pueda llegar, como mínimo, a 240 beneficiarios.

Desde el departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Ejecutivo aragonés aseguran que los requisitos que deben reunir los beneficiarios son muy básicos dado “que se pretende dar respuesta a situaciones muy complejas”.

Los beneficiarios deben ser mayores de edad, llevar empadronado en Aragón al menos tres meses, no disponer de vivienda en propiedad o usufructo, ser titular de un contrato o precontrato de alquiler y no incurrir en las prohibiciones previstas en la Ley General de Subvenciones.