La media nacional indica que hay 4,2% menos hogares en propiedad que en 2007 al cierre de 2017, mientras que Aragón ha superado la proporción de hogares en propiedad de hace 10 años por tercer año, hasta alcanzar en 2017 un 2’8% más.

El 81’6% de los hogares de Aragón están en propiedad, culminando una tendencia ascendente que se inició en 2015, mientras que la media nacional está en el 76’7%, y no ha parado de disminuir desde 2008 debido a las comunidades con mayor población, que han impuesto su tendencia descendente. Los datos provienen de la Encuesta de Condiciones de Vida (INE), y corresponden a hogares que son propiedad de sus ocupantes, por lo que en Aragón, más allá de la intención de usar la vivienda como instrumento de ahorro, se aprecia la intención de los ciudadanos de permanecer en su municipio que además se corresponde con la capacidad financiera para adquirir vivienda. Resulta llamativa la preferencia por poseer la vivienda, puesto que desaparecieron hace ya tiempo las desgravaciones fiscales, y si a esto unimos que las tasas de paro durante los últimos años han sido decrecientes, pero todavía no dan tranquilidad a los trabajadores, la conclusión es que escasea la oferta de vivienda en alquiler en las condiciones que los demandantes necesitan. Esto supondría una oportunidad de negocio para empresas que se especialicen en esto, pero el atractivo actual de los pisos turísticos hace que el capital prefiera obtener mejores rentabilidades en lugares turísticos como Valencia o Barcelona por poner algún ejemplo.

Lo mismo se puede decir de vascos (85%), navarros (82’4%) o riojanos (83’7%) que se han beneficiado de políticas de vivienda favoreciendo la propiedad. Canarias (67’3), Baleares (68’2), Cataluña (71’9) y Madrid (73%) son las comunidades con menores porcentajes de posesión. Canarias sufre un pequeño descenso en 2017 después de ascensos en el porcentaje desde 2010, Baleares ha ido aumentando su porcentaje con respecto al de 2007 y por contra, Cataluña y Madrid no han parado de reducir su porcentaje de posesión desde 2009.