Cuando decides poner tu vivienda a la venta, el objetivo principal es venderla en el mínimo tiempo y al mayor precio posible.

Conseguirlo no es fácil y de ahí que utilizar todos los medios y las herramientas disponibles pueden suponer la diferencia en el éxito de la operación.

Una de las que hoy en día se hacen imprescindibles es el Home Staging y para conocerlo con detalle, continuamos con la serie de artículos en la que la home stager profesional Anna Lavado, te va a dar todas las claves que te ayudarán a vender tu vivienda.

Home Staging ¿Y eso qué es?

En traducción literal, home staging viene a significar “escenificación de hogar”: cualquier casa tiene que parecer una casa, cada habitación tiene que ser obvia y claramente entendible por cualquier persona que la vea. Es decir, hay que preparar el escenario de lo que la mayoría espera encontrar en una cocina, en un salón, en un dormitorio… Nada diferente de lo que se hace en las sesiones fotográficas que se preparan para las revistas de decoración.

En la práctica, es la estrategia que convierte una casa en venta en un producto para el mercado. Es necesario tratar tu casa como un producto y alejarte emocionalmente de ella porque quien busca casa no busca ni tus recuerdos, ni tus gustos, ni tu estilo. Lo que busca es crear sus propios recuerdos y añadirle su gusto y su estilo personal. Y cuanto más fácil se lo pongas, más posibilidades de éxito tendrás.

¿Sabías que el 90% de las personas no puede imaginarse un espacio de una forma diferente a como lo está viendo? De ahí salen esas dudas sobre si, en una habitación vacía, cabrá la cama y el armario, o ese rechazo que nos provoca un salón excesivamente saturado de muebles (por muy grande que sea el salón, lo percibimos como pequeñísimo y seremos incapaces de imaginar si nuestros muebles cabrán allí o no).

home-staging-para-tu-vivienda-anna-lavado-home-stager

5 pasos imprescindibles para vender tu vivienda con ayuda del Home Staging

Para preparar una casa para su venta, todos los home stagers seguimos una serie de pasos aunque en cada casa alguno sea más necesario que otro pero, al final, hay que pasar por todos ellos.

Te los enumero a continuación:

  1. Despejar los espacios y ordenar: no se trata de vaciar las habitaciones (eso es hasta contraproducente) pero sí de que los muebles que estén presentes sean los justos y necesarios para que se vea fácilmente en qué habitación nos encontramos. Añadir más muebles de los imprescindibles va a dificultar tanto la visión del espacio como la circulación de las personas durante la visita. El desorden, el exceso de cosas, no ayuda nada. Un trastero (propio o de alquiler) puede ser tu mejor aliado porque, créeme, durante unas pocas semanas podrás vivir sin algunas de esas cosas.
  2. Reparar los desperfectos: un grifo que gotea, un azulejo caído, manchas en la pintura, bombillas que no funcionan, puertas que chirrían, persianas que no suben…  Mantener esos desperfectos pensando que “quien lo compre ya lo arreglará” es un error que puede costarte miles de euros. El comprador piensa (inconscientemente) “si lo que se ve está así… ¿cómo estará lo que no se ve?” y si, al final, se anima a hacerte una oferta cuenta con que te va a pedir un descuento descomunal. Ya sé que puedes pensar que el comprador reformará la casa y que no vale la pena invertir en reparar nada pero, créeme, es imprescindible -son miles de euros, de verdad- (otro día te contaré sobre la venta de mi propio piso al mismo tiempo que se vendía uno algunas plantas más abajo…).
  3. Limpiar: parece obvio pero siempre hay que recordarlo y recomendarlo. Hay que limpiar antes de la sesión fotográfica y, por supuesto, antes de cada visita (sin excepción). ¿Quieres saber lo más necesario? La cocina y en especial la campana extractora (el olor es lo primero que te alcanza al entrar en casa ajena). Pero hay más: los baños (evidentemente), las ventanas y los textiles (tapicería de sofá incluida). Las juntas de los azulejos de cocina y baño, blanqueadas, te diría que es algo que les va a quitar diez años de golpe. ¡Ah! Y ventila un buen rato antes de cada visita.
  4. Despersonalizar: tu casa no tiene que dar pistas sobre ti, tus gustos, tu estilo de vida… No estás vendiendo “tu” casa, estás vendiendo “una” casa. Tu casa se está convirtiendo en un “piso piloto” porque tú no buscas un comprador que sea como tú y al que le gusten tus mismas cosas, buscas UN comprador.
  5. Decorar: tu casa tiene que aparecer como un hogar, con esos detalles que complementan las escenas pero sin saturarlas. Usando elementos muy neutros y los detalles de color con la intención de orientar la mirada del comprador tendrás la escena lista. Son elementos muy habituales los cojines, jarrones, plantas, cuadros bien elegidos…

Cómo despersonalizar tu vivienda para ponerla en venta.

Los pasos básicos de la despersonalización de una vivienda consisten en:

  • Retirar elementos con referencias religiosas, políticas o deportivas.
  • Retirar las fotos de tu familia (porque no hay nada más personal que tu imagen y la de los tuyos -además, recuerda: las fotos de tu casa van a pasearse por Internet…-), los horarios escolares -que suelen indicar, además, a qué colegio van tus hijos-, las citas médicas…
  • Retirar las colecciones porque, además de ser algo muy personal, ocupan visualmente el espacio y lo empequeñecen (y cuando digo “colecciones” también me refiero a los imanes en la nevera)
  • Pinta de blanco: sí, de blanco. La pintura de colores en las paredes es algo muy personal y muy ligado a tus gustos, tus muebles y tu decoración. Recuerda que el 90% de las personas no pueden imaginar un espacio de forma diferente a como lo están viendo. Repinta aunque hayas pintado hace dos meses, vuelve a pintar y hazlo en blanco (el blanco convierte la casa en un lienzo en el que el comprador pueda proyectarse, sin nada que le interfiera y, además, multiplicarás la luz).

Consigue mirar tu casa con ojos del comprador con el Home Staging

Y eso es lo que todo home stager analiza y valora cuando se encuentra ante una casa que hay que sacar al mercado. Si no sabes cómo empezar a mirar tu casa con “ojos de comprador” y distanciándote de ella, te recomiendo que consultes con un home stager: con las indicaciones que te dé, dejarás tu casa lista para ser la reina del portal inmobiliario en el que la anuncies.

Ahora que sabes todo esto, puedes pasar un rato echando un vistazo a algunos anuncios de casas en venta mirándolos con ojo crítico: todo lo que te provoque rechazo es algo que sabes que no tendrá que aparecer en tu casa. Puedes pasar un rato entretenido… De hecho, en mis publicaciones en Instagram, capturas de pantalla de esos “errores” o “despistes” suelen tener un gran éxito y son muy celebradas y comentadas.

3 ejemplos de como mejorar la presentación de tu vivienda para ponerla en venta

En este post puedes ver tres ejemplos de cómo mejorar la presentación de diferentes espacios de una casa en venta. Otro día te contaré sobre las fotografías de esas casas bien preparadas, para que luzcan como se merecen.

  • Home staging en una terraza

home-staging-marca-de-casa_balcon-antes-y-despues

  • Home Staging en cocina

home-staging-marca-de-casa_cocina-antes-y-despues

  • Home Staging en un pasillo

home-staging-marca-de-casa_pasillo-antes-y-despues

Seguiremos abordando las técnicas de home staging en próximos artículos.